Confirman otra semana bajo cuarentena en zona urbana de Curicó

0
304

Ahora hasta el 31 de julio. En tanto, en Molina se contagió un funcionario municipal y hay otros seis en cuarentena preventiva.

TALCA. Tomando en cuenta que siguen las altas y bajas de los contagios diarios en los últimos días (ayer se reportaron solo 11), el Gobierno extendió la cuarentena en el área urbana de Curicó. De esa forma, la medida se prolonga desde este viernes hasta el 31 de julio. Las autoridades sanitarias reiteraron que ha habido una leve tendencia a la baja, pero que aún falta disminuir más las actuales cifras, por lo que solicitaron a la comunidad salir lo menos posible y respetar la prohibición de desplazamiento. En ese sentido, el jefe de zona, general Hugo Lo Presti, resaltó que la población esté entendiendo el mensaje. “En relación al día anterior (ayer) se otorgaron seis mil permisos temporales menos. Eso habla muy bien respecto a que se está dando, de cierta manera, cumplimiento del llamado de que las personas se queden en casa durante la contención de esta pandemia en la ciudad de Curicó”, dijo. Agregó que en las últimas horas, solo una persona fue detenida por infringir la cuarentena en la comuna.

CONTAGIADO EN MUNICIPALIDAD
En tanto, el director del Servicio de Salud del Maule (SSM), doctor Luis Jaime, informó que en el municipio de Molina hay una persona contagiada de Coronavirus. “Un funcionario de la Municipalidad se encuentra con diagnóstico PCR positivo, en tanto,  otros seis funcionarios más están en cuarentena preventiva, ya que fueron contactos estrechos de esta persona que acabamos de mencionar”, apuntó. 
Consultado sobre qué pasará con los menores infectados en un hogar ubicado en pleno centro de Curicó, la autoridad sanitaria respondió que “la seremi de Salud realiza la investigación epidemiológica de este caso en particular, si Sename cuenta con las instalaciones y condiciones para realizar una cuarentena, en ese caso no sería necesario efectuar el traslado, solo en el caso de ser necesario se realizan traslados a los hospitales correspondientes, en la medida que cumplan con los requisitos para esa situación o el riesgo de los niños que puedan adquirir una complicación mayor”.