Pescadores de Llico donaron dos mil raciones de pescado a Cocinas Solidarias

0
348

A corto plazo podrían venir más. El aporte se realizó gracias a gestiones de los mismos pescadores de los Sindicatos N°1 y N°2 y fueron entregados a once cocinas de diversas Juntas de Vecinos de la comuna.

CURICÓ. Durante la jornada del jueves, la trabajadora social Irene Orellana, en conjunto con funcionarios municipales, se dirigieron a Llico a buscar dos mil raciones de pescado, aporte que realizaron los pescadores de los Sindicatos N° 1 y N° 2 de la caleta del mismo lugar. Estas raciones fueron destinadas a 11 Cocinas Solidarias, iniciativa impulsada por el alcalde Javier Muñoz para afrontar la crisis social y económica, como consecuencia de la pandemia del Covid-19.
El concejal Javier Ahumada, gestionó el traslado y también el contacto con Irene Orellana, se refirió a esta importante donación y sostuvo que “hubo una gestión y tengo que destacar la labor de Irene Orellana, que a través del Sindicato N°1 y N°2 de Pescadores de Llico, se lograron conseguir raciones para las Cocinas Solidarias de la comuna de Curicó, que es un programa que hemos implementado con nuestro alcalde desde cuando comenzó a intensificarse la pandemia”.
El concejal Ahumada agregó además, que “estas raciones fueron 2.080 en esta oportunidad y si el clima lo permite, vamos a tener más raciones dentro de los próximos días y eso va a ir planificándose de acuerdo con las condiciones del clima y seguir tratando de seguir apoyando las Cocinas Solidarias. Desde ya agradecer públicamente al Sindicato N°1 y N°2 de la localidad de Llico, por colaborar solidariamente con raciones de pescado para las Cocinas Solidarias. Se distribuyeron a varias cocinas y esto va a ir de forma progresiva acá en la ciudad de Curicó”.

SIGNIFICATIVO APORTE
Por su parte, Irene Orellana, trabajadora social, quien realizó el contacto con los pescadores de la caleta de Llico, entregó algunos detalles de la situación y dijo que “los pescadores me contactan, porque querían hacer un aporte significativo en pescado hacia la ciudad de Curicó, entonces hice el nexo con los Sindicatos de Pescadores 1 y 2 de Llico, conversamos con ellos para ver cómo íbamos a realizarlo. El día de ayer con la ayuda de la municipalidad, fuimos a Llico y nos estaban esperando con 2.080 raciones. Fuimos personalmente a buscarlas e hicimos el contacto con algunos comedores acá en Curicó. Sabemos que son muchos, pero la gran noticia es que esto se va a mantener, conforme vaya mejorando el tiempo”. Sobre la ayuda entregada por los pescadores a las Cocinas Solidarias, Irene Orellana destacó la iniciativa y comentó que “los pescadores prometen ir nuevamente ayudándonos y eso es muy rico, así que está el ánimo para seguir ayudando por parte de la Caleta de Llico y además es muy destacable, porque son personas de mucho esfuerzo y que también han sido golpeados por catástrofes anteriores, como incendios o tsunami. Ellos lo hacen, según me cuentan, para devolverle algo a la ciudad de Curicó y como además sabemos que se tiene que en algún minuto reactivar el turismo con el pueblo curicano”.

LLAMADO 
El concejal Javier Ahumada también realizó un llamado para que, tal como lo realizaron los pescadores de la caleta de Llico, otras personas y privados que puedan realizar aportes para las Cocinas Solidarias, lo hagan. En ese sentido el concejal Ahumada manifestó que “hay varios privados que nos han colaborado, también gente del mundo local, emprendedores, micro y empresas curicanas que, a pesar de la situación, agradecer la colaboración que nos están dando. Quiero instar y motivar a seguir esforzándose para poder colaborar a nuestras Cocinas Solidarias, para poder llegar con una ración de alimento que mucha gente lo necesita, debido a la situación económica y sanitaria que estamos viviendo en nuestro país y también en el mundo”, dijo.