Discusión de fondo

0
346

El debate que se generó en la Cámara Baja ligado al proyecto que podría permitir el retiro del 10% de los fondos previsionales, en el contexto de la actual pandemia que afecta a nuestro país, ha vuelto a poner en el tapete “la verdadera utilidad que presta” el principal sistema, que detenta nuestro país, ligado a las pensiones.
Es cierto, estamos en tiempos de crisis, que requieren de medidas extraordinarias para enfrentar la actual contingencia, pero eso no quita que se haya presentado la oportunidad para plantear una vez más una serie de cuestionamientos al modelo de ahorro forzoso que por décadas ha regido en Chile. Por lo mismo, resulta más que legítimo plantearse la pregunta si es que el aludido sistema es o no el adecuado para la realidad laboral que se presenta.  
Si bien ahora le corresponderá a quienes integran el Senado analizar el hipotético retiro del 10%, varias han sido las voces que se han dado el tiempo de recalcar que el aludido servicio “debe someterse a una reforma”, o de frentón, que lo correcto sería reemplazarlo por otras alternativas, aludiendo ya sea a modelos vigentes en otras naciones, o bien, en la interna, a lo que sucede entre quienes se jubilan de las Fuerzas Armadas y de Orden.  
Se trata de la denominada “discusión de fondo”, espacio que da cuenta de esas miles de personas que, a pesar de haber trabajado por décadas, una vez que concluyen su vida laboral, lo que reciben como jubilación simplemente no les alcanza para cubrir sus respectivos requerimientos. 
Se trata de una discusión que va más allá de un tema ideológico o político, corresponde más bien a la necesidad de poder garantizar una jubilación digna, sobre todo considerando que ahora las personas viven más y más años.