“La primera obligación que tiene un parlamentario es con sus electores”

0
462

Diputado Alexis Sepúlveda tras votación por el 10%. A su juicio, dicha iniciativa se presenta como una opción válida para apoyar a quienes están enfrentando vicisitudes, más aún cuando los anuncios formulados por el Gobierno “no han dado el ancho”.

VALPARAÍSO. Tras la incertidumbre que se generó producto del “lobby” ejercido por el Gobierno de cara a conseguir “frenar” dicha iniciativa, el diputado del distrito 17, Alexis Sepúlveda (Partido Radical) no ocultó la alegría de que la Cámara Baja aprobara, en particular, el proyecto que permite el retiro de hasta el 10% de los fondos de pensiones, lo cual permite su avance hacia el Senado. “El lobby del Gobierno fue fuertísimo. La presión que se ejerció sobre parlamentarios, principalmente oficialistas, fue brutal”, indicó de entrada al momento de analizar la votación que se llevó a cabo el pasado miércoles. Al momento de justificar su postura, Sepúlveda señaló que se trata de un proyecto que cuenta con el respaldo “mayoritario de la gente”, que ve tal alternativa como un camino para “salir de la crítica situación” que enfrentan, ante el complejo escenario derivado de la pandemia del Coronavirus. Se presenta como una opción válida, más aún cuando los anuncios formulados por el Gobierno “no han dado el ancho”. “Uno puede estar en la oposición, puede estar en el Gobierno, pero la primera obligación que tiene un parlamentario es con sus electores”, señaló a VLN Radio. Dicho proyecto, señaló Sepúlveda, puede abordarse además como un “complemento” de otras medidas que se generen destinadas a apoyar “a una clase media que ha sido fuertemente golpeada, que ha bajado sustancialmente sus ingresos y que todavía queda mucho tiempo para que se pueda recuperar”

DISCUSIÓN DE FONDO
Independiente a tal opción, Sepúlveda recalcó que una vez que pase “esta crisis social y económica”, se debe ver la manera “más justa” de “reconstruir” el país, instancia donde “indudablemente” se tendrá que abordar “la discusión de fondo”, como lo es el poder avanzar en una “reforma previsional”, que permita corregir lo que por estos días sucede en tal área, donde el grueso de las pensiones “son absolutamente insuficientes”. Por lo mismo, ya que por estos días “no se cuenta con los votos necesarios” en el Congreso para una modificación de tal naturaleza, la opción más factible es plantear tal idea en un hipotético proceso constituyente. “Quienes administran las pensiones, a pesar de las pérdidas siguen cobrando lo mismo, tienen sus utilidades y la gente al final de su época laboral, cuando va a cobrar su jubilación, se da cuenta que su pensión no le alcanza, a pesar de haber trabajado tantos años. Ahí tenemos un tema pendiente, que obviamente no lo soluciona este proyecto, pero tampoco hay que dramatizarlo, porque en realidad, la disminución de las pensiones será marginal a pensiones que ya son prácticamente insuficientes”, dijo. “Aquí no se ha cambiado el modelo, solo se ha permitido el retiro del 10% (…) Es indudable que se trata de un sistema que no da más, porque no cumple los objetivos. No es lo que nos dijeron, no se han cumplido los objetivos, por lo tanto cuando un formato no da cuenta de lo que la gente quiere, lo razonable es que uno lo cambie”, acotó.