Enrique Bravo fustigó a empresarios que no están solidarizando con los curicanos

0
538
Enrique Bravo dijo sentir “vergüenza”, por quienes se han quedado cómodos en sus casas sin ayudar.

“Me da vergüenza”. El empresario curicano realizó por segunda vez una importante donación a las cocinas solidarias de Curicó. Alcalde Javier Muñoz señaló que los alimentos llegarán directamente a casi 8 mil curicanos que almuerzan a diario con este sistema.

CURICÓ. Nuevamente las empresas Bravo, representadas por su dueño, Enrique Bravo, realizó una importante donación de alimentos para las más de 56 Cocinas Solidarias impulsadas por la Municipalidad de Curicó y el alcalde Javier Muñoz, en los distintos sectores vecinales de la comuna, urbanos y rurales, para entregar almuerzos a los curicanos que lo están pasando mal por la crisis sanitaria y económica del coronavirus.

En esta oportunidad, el aporte consiste en 2 mil kilos de porotos, 2 mil 500 tutos de pollo, 7 mil paquetes de espagueti y 2 mil kilos de arroz, que significan casi 40 mil raciones de almuerzos para cerca de 8 mil personas, que actualmente se alimentan por medio de las Cocinas Solidarias. 

Por lo mismo, el empresario curicano señaló que “no solamente estoy haciendo un llamado porque ya lo hice. Yo estoy fustigando a los empresarios, realmente me estoy poniendo pesado porque me da vergüenza, de que exista gente que teniendo tantos recursos, estando viviendo tan cómodos y que hoy día salgan y tengan un poquito de compasión y de solidaridad para salir a aportar y ayudar”. 

El empresario agregó que “la municipalidad, que creo que es la cabeza de nuestra comuna, está haciendo una gran labor con una cantidad de gente que está arriesgando sus vidas atendiendo a la gente en esos lugares de más bajos ingresos, de más pobreza y más solidaridad. Entonces yo digo, no es posible que estemos cómodos en nuestras casas porque me daría vergüenza, el día que pase esta pandemia y no nos hayamos metido la mano en el bolsillo hasta que duela, realmente vamos a sentir vergüenza de no poder haber aportado en esta oportunidad”, remató.

UNA CRUDA REALIDAD

El alcalde Javier Muñoz agradeció la disposición que ha tenido Enrique Bravo para colaborar con comunidad, pero también reconoció que lo dicho por el empresario es una realidad que se puede ver a simple vista y que afecta profundamente a miles de curicanos.

“Es responder a una realidad que es muy dura, muy cruda y una realidad que ha develado la situación socioeconómica que tenemos en muchos sectores, no solo vulnerables, sino también, de clase media de nuestra comuna.  Aquí estamos recibiendo una de las últimas entregas de la primera remesa que él se comprometió y que además, hoy día nos ha informado que ha hecho un esfuerzo adicional para poder donar una cantidad importante que deben ser cerca de 40 mil raciones de alimentos y que si uno lo calcula, estamos hablando de que en una semana esa 40 mil raciones se van a consumir completamente”, explicó.

Una realidad por la que el alcalde Javier Muñoz a través del municipio, ha adicionado más recursos para poder complementar y sustentar las cocinas solidarias. 

“No es solo la alimentación, nosotros les tenemos que proveer de todos los elementos de protección personal a los 500 voluntarios que tenemos en estas cocinas, todos los días para que se protejan, se cuiden ellos, sus familias y también a estas 8 mil personas que se alimentan todos los días en las cocinas. Además, en varios de ellos hemos tenidos que proveer muchos de los elementos con los cuales cocinan, por lo tanto, no solo estamos invirtiendo en alimentos, sino que también, tenemos un montón de otros elementos adicionales. Nosotros tuvimos que reforzar e incluso arrendar vehículos, especialmente para hacer la distribución todos los días de estos alimentos en las diferentes cocinas de la comuna de Curicó, o sea, hay una logística instalada que también ha sido compleja y hemos tenido que reforzar producto del crecimiento que hemos tenido. Entonces, lo que hace don Enrique Bravo hoy en día y las empresas Bravo, es tremendamente importante para poder sustentar estas cocinas durante estos dos meses que nos comprometimos, junio y julio, y creo yo que este gesto también nos tiene que invitar a todos, no solo al mundo empresarial, a todos los que podemos aportar, que lo hagamos”.  

QUE LLEGUEN MÁS APORTES

Finalmente, Enrique Bravo, manifestó que con esta nueva donación no busca recibir felicitaciones ni agradecimientos, por el contrario, solo espera que lleguen más aportes a la municipalidad porque, según dijo, los curicanos lo necesitan. 

“Me han llegado muchas felicitaciones. Yo les digo mejor que lleguen donaciones a la municipalidad. Y creo que estas cocinas, más de 50, necesitan estos recursos. Aquí en Curicó yo creo que hay grandes empresarios y también con muchos recursos y no los va a hacer más pobres regalar unos paquetes de arroz, unos sacos de porotos y vamos a aportar a la gente que lo está pasando mal”, dijo.