Evalúan la “estrategia legal” a seguir tras demanda que paralizó construcción de casas

0
561
La paralización de las obras ha significado un “tremendo golpe” para las familias involucradas (por estos días, varias arriendan o sus miembros están como allegados), más aún cuando se trata de un proyecto que iba en “franco avance”.

“Derechos de extracción minera”. Tales acciones ya están en conocimiento de la directiva del grupo habitacional que representa a las respectivas familias, que por ahora deben resignarse a tener que aceptar la detención de las faenas, que a la fecha alcanzan un 42% de avance.

MOLINA.  Los equipos jurídicos tanto de la constructora Nuevos Aires, como del Serviu Maule, ya están evaluando la que será “la estrategia legal”, para hacer frente a la demanda que interpuso un particular por los “derechos de extracción minera” de un terreno que fue utilizado para la edificación de un proyecto habitacional, en la comuna de Molina. 

Se trata del conjunto “Valles de Molina V”, que contempla un total de 141 casas destinadas a familias que, en su momento, obtuvieron un subsidio de parte del Estado, a fin de cumplir con el denominado “Sueño de la Casa Propia”.

Según lo manifestado por la delegada provincial del Serviu en Curicó, Luzmira Albornoz, tales acciones ya están en conocimiento de la directiva del grupo habitacional que representa a las respectivas familias, que por ahora se encuentran resignadas a tener que aceptar la paralización de las faenas, que a la fecha alcanzan un 42% de avance (de hecho, en primera instancia, la entrega de las casas sería entre fines del presente año y principios del próximo). Acotó Albornoz que se están recabando “todos los antecedentes” del caso, para que una vez que se concrete la respectiva notificación, se pueda brindar una respuesta “de manera inmediata” al correspondiente tribunal.  

INCERTIDUMBRE

Cabe recordar que tras la demanda presentada por un particular (Eugenio Orlando Barriga Baglietto) contra la constructora Nuevos Aires y el Serviu Maule, dicho proceso se “judicializó”, por lo que mientras no exista un pronunciamiento en tribunales respecto a tal tema, las obras permanecerán “detenidas”, y solo podrán activarse “una vez que se obtenga una sentencia que así lo amerite”. 

Por lo mismo, no hay mayor claridad en cuánto al tiempo que deberá transcurrir para que la justicia emita algún tipo de fallo. Por estos días, las faenas no cuentan con ningún trabajador, y solo hay guardias cuidando lo que a la fecha se ha alcanzado a construir. 

SIN MAYORES INDICIOS

Junto con ello, sobre el terreno en cuestión, Albornoz señaló que el Serviu “no contaba con mayores indicios” que pudieran entregar luces respecto a la condición que presentaba, recalcando de paso que en las etapas anteriores, emplazadas en el mismo sector, no surgió “problema alguno” de tal naturaleza. 

A mayor abundamiento, desde el Serviu recalcaron que la citada constructora no adjuntó “ningún antecedente” relacionado a algún tipo de “derecho de extracción minera”, que estuviera asociado al terreno que se destinó para el ahora cuestionado proyecto habitacional.