“Estamos viviendo una situación extraordinaria y por tanto debemos tomar medidas extraordinarias”

0
237
“Las necesidades de la ciudadanía hoy deben ser las prioridades del Gobierno”, aseveró en diálogo con diario La Prensa el vocero regional, Jorge Guzmán.

Seremi de Gobierno, Jorge Guzmán. “El Gobierno en conjunto con todos los sectores políticos, han buscado herramientas para atender las necesidades de la población; los más vulnerables y las pymes, pero debíamos también llegar con ayuda efectiva y rápida, a una gran mayoría de chilenos que posiblemente están más alejados de los apoyos gubernamentales y ahora lo necesitan más que nunca, la clase media”, dijo.

TALCA. En entrevista con diario La Prensa, el seremi de Gobierno, Jorge Guzmán, hizo hincapié en los esfuerzos desplegados desde el Ejecutivo por ir en ayuda de la denominada clase media, afectada por la crisis social y económica generada por la pandemia del Covid-19.
“Debemos reconocer el enorme valor de la clase media del país, quienes se han forjado por sí mismos, en base al esfuerzo, mérito, emprendimiento y al trabajo diario”, sostuvo el vocero regional, al tiempo que fue enfático en aseverar que “claramente estamos viviendo una situación extraordinaria y por tanto, debemos tomar medidas extraordinarias”.
Del mismo modo Guzmán enfatizó que el rechazo del Gobierno a la idea de retirar fondos de pensiones no es un capricho.

¿Cuáles son a su juicio las principales fortalezas del plan de ayuda a la clase media anunciado por el Gobierno?
“Las necesidades de la ciudadanía hoy deben ser las prioridades del Gobierno. Claramente estamos viviendo una situación extraordinaria y por tanto, debemos tomar medidas extraordinarias. El Gobierno en conjunto con todos los sectores políticos han buscado herramientas para atender las necesidades de la población; los más vulnerables y las pymes, pero debíamos también llegar con ayuda efectiva y rápida, a una gran mayoría de chilenos que posiblemente están más alejados de los apoyos gubernamentales y ahora lo necesitan más que nunca, la clase media. Es ahí donde hemos puesto el acento, donde hemos buscado generar este plan de ayuda; sus principales fortalezas son que entrega instrumentos de apoyo en las necesidades más urgentes de la clase media; liquidez financiera, gastos en vivienda y educación, que son las oportunidades y quizás hoy preocupaciones de este sector de nuestro país que tanto lo necesita”.  

¿Qué responde a quienes critican que este plan solo apunta a generar más endeudamiento en un segmento de la sociedad que, desde hace tiempo, está agobiada por las deudas?
“Lo primero es reconocer el enorme valor de la clase media del país, ellos se han forjado por sí mismos, en base al esfuerzo, mérito, emprendimiento, al trabajo diario, tenemos una clase media potente que requiere apoyo y este plan no genera mayor endeudamiento, por el contrario, entrega oxígeno para enfrentar los problemas. En particular, en el caso del préstamo solidario, tiene una enorme diferencia a los créditos tradicionales o lo que significa la palabra crédito en nuestro vocablo. A que nos referimos con esto; el primer elemento diferenciador es que estamos hablando de una tasa de interés real del 0% otorgado por el Servicio de Impuestos Internos sin considerar garantías, Dicom, deudas u otros elementos para otorgarlo. Además de eso, otorga un año de gracia, es decir, hay un primer año donde no se paga nada, el año 2022 se paga un 20% del préstamo, el 2023 un 40% y el 2024 un 40%. Pero no es tan solo eso, ya que si al cabo de estos 4 años la persona no ha tenido los ingresos suficientes para devolver el préstamo solidario, este se condona. Qué estamos diciendo, queremos que la clase media se ponga de pie, para eso estamos trabajando durísimo en un plan de recuperación. Este plan, contempla este préstamo solidario y otras alternativas más que se traducen en una importante ayuda”.

RAZONES
¿Por qué razón esta iniciativa de ayuda a la clase media es mejor que el proyecto de retiro de fondos de las AFP?
“Somos contrario a esta idea de retiro de fondo de pensiones, no por un capricho, entendemos que hay familias vulnerables y de clase media que lo están pasando mal en la pandemia porque han visto caer sus ingresos. La primera razón es ser responsables sobre el futuro en torno a las decisiones que como Gobierno tomamos, por lo que nuestras decisiones deben ser informadas, serias y sin espacio para populismos ni aprovechamientos políticos. El punto de fondo que aquí cabe, es que los ahorros previsionales cumplen un objetivo bastante valioso pensando en el futuro, este es construir un mejor futuro financiero para los adultos mayores. Llevamos años como país discutiendo y buscando de qué forma mejorar este sistema de pensiones, no caben dudas que requiere de reformas y mejoras pero no por eso vamos a permitir retirar fondos de pensiones de propiedad de las personas, debilitando el futuro de los chilenos y esto, no solamente lo dice el Gobierno, sino que, la gran mayoría de los expertos nacionales e internacionales. Estamos en presencia de dos bienes que entran en colisión, por un lado la necesidad inmediata de entregar recursos a aquellas personas que lo necesitan y por el otro afectar gravemente las pensiones futuras que es una necesidad. Lo importante entonces, es proponer una idea alternativa y no quedarse en las quejas y sin opciones, lo que hemos propuesto como Gobierno es bastante mejor, sin generar consecuencias en la vejez de las personas, es una idea que radica en un préstamo solidario del Estado donde no está la banca, donde el interés es cero, dónde está la figura de la condonación y años de gracia para devolverlo. En consecuencia, las decisiones que tomemos hoy para solucionar un problema transitorio se pueden transformar el día de mañana en problemas permanentes para los trabajadores más vulnerables de nuestro país”.

¿En su discurso el Presidente Piñera afirma que “Chile es un país mayoritariamente de clase media…”, sin embargo en esta situación de emergencia y en otras que se han producido anteriormente en el país, habitualmente es la última en la lista de prioridades para brindarle ayuda.
“Claramente nuestra primera necesidad es ayudar a los más vulnerables de nuestro país, son ellos los que primero sufren las consecuencias de una crisis económica asociada a la crisis sanitaria. Pero no podíamos postergar a una gran mayoría de los chilenos que en base a su esfuerzo y perseverancia están cumpliendo sueños que se pueden ver afectados por la pérdida de ingresos debido a la contingencia. La vivienda y la educación, no se pueden ver menoscabadas porque debilitan directamente a nuestra clase media. Por eso, se ha presentado esta iniciativa que busca postergar el pago de dividendos, abrir un periodo extraordinario de postulación al CAE, ampliación del subsidio de arriendo y préstamos solidarios para enfrentar esos meses tan complejos. El Gobierno se encuentra disponible siempre al diálogo y en razón del mismo, poder mejorar o ampliar estas propuestas que permita fortalecer la situación económica de las familias de Chile, para superar esta crisis y seguir avanzando al desarrollo que nos propone y exige nuestra ciudadanía”.