Los gestos de desafección de la UDI con La Moneda que amenazan la estrategia legislativa del Gobierno

0
388
La presidenta de la UDI, Jacqueline Van Rysselberghe. (Archivo)

Pese a los intentos del Ejecutivo por contener las tensiones, desde el partido han surgido nuevas críticas al plan de clase media. Además se han abierto dudas sobre el apoyo que parlamentarios gremialistas podrían dar al proyecto de retiro de fondo de pensiones y al veto a la ley de servicios básicos.

Santiago. “Quedamos dolidos”, dijo esta mañana la presidenta de la UDI, Jacqueline Van Rysselberghe, en alusión a la decisión del Gobierno de no vetar la ley de límite a la reelección y la cual impedirá que más de 90 alcaldes repostulen por un nuevo periodo. Es que la promulgación de la iniciativa el viernes abrió un nuevo flanco en el oficialismo y evidenció una molestia en el gremialismo que -para algunos- se viene acarreando desde hace tiempo.

En ese contexto, la timonel de la UDI recalcó hoy en EmolTV que “no estamos tan disponibles para seguir pagando los costos de situaciones que no son producidas por nosotros”, explicando, por ejemplo, lo ocurrido en el caso del posnatal de emergencia, donde pese a sus reparos iniciales, finalmente La Moneda llegó a un acuerdo con la oposición para crear una licencia parental.

“Nosotros le creemos, lo defendemos, salimos a defender con escudo y espada al Gobierno y después nos damos vuelta y llegamos al mismo lugar del principio, donde terminan con un proyecto que era prácticamente igual al que se había pedido inicialmente. Y nosotros nos quedamos al medio, mirando con sorpresa y entonces, por qué no lo dijeron antes si finalmente igual se podía, eso nos tiene un poquito cansados”, enfatizó Van Rysselberghe.

Molestia en comité político

Reparos a la conducción del Ejecutivo que la senadora también hizo presentes ayer durante el comité político ampliado entre ministros y dirigentes de Chile Vamos, ocasión en que indicó estos problemas se vienen produciendo hace tiempo y que es la UDI el partido que ha pagado los costos hace rato, pues el Ejecutivo termina cediendo ante la presión.

La líder gremialista había apuntado días antes al ministro del Interior, Gonzalo Blumel, cuyo liderazgo manifestó que estaba al debe, cuestionando que no haya alineado a Evópoli frente al veto e incluso lo comparó con su antecesor Andrés Chadwick. Es más: circula un borrador de una declaración con la comisión política de la UDI, donde se cuestiona la falta de conducción política del ministro.

Diferencias que, sin embargo, no son nuevas y que también se hicieron sentir a fines del año pasado cuando dirigentes gremialistas manifestaron su molestia con el jefe de gabinete por las pocas gestiones que consideran se hicieron para revertir la aprobación en el Senado de la acusación constitucional en contra del ex ministro Chadwick.

Pero eso no fue todo. Van Rysselberghe además le reprochó en el comité al ministro de Desarrollo Social, Cristián Monckebrg, por las posturas de la diputada y vicepresidenta de RN, Paulina Núñez, quien es su esposa. Esto, pues la parlamentaria fue una clara defensora del posnatal de dos meses. Crítica que ya había hecho el viernes pasado.

De hecho, ese viernes, en entrevista con T13, la líder gremialista manifestó que “va creciendo la desafección de la UDI hacia el Gobierno. Para mí, por ejemplo, resulta francamente impresentable que la señora de un ministro del comité político vote en contra del Gobierno. Entiendo que son dos personas distintas que pueden tener ideas distintas, pero es ministro del comité político”.

El ministro Monckeberg se mantuvo en silencio, simplemente escuchando las distintas intervenciones. Pero fuentes de Gobierno reconocieron incomodidad por el planteamiento de la senadora.

Hoy, en tanto, ella señaló que si bien Monckeberg no puede hacerse responsable de las votaciones de la diputada Paulina Núñez, aludió a que deben haber “lealtades” con el “Gobierno del cual es parte, además son parte del mismo partido y la misma coalición. Cómo le exijo yo, como presidenta de la UDI, a los diputados de la UDI que se ordenen y que apoyen al Gobierno en cosas que son impopulares, cuando en este caso no lo hacen”.

Críticas al Plan para clase media

Tema que no es menor luego de que este martes los diputados gremialistas Álvaro Carter, Joaquín Lavín, Sandra Amar, Virginia Troncoso, Nino Baltolu, Nicolás Noman, Rolando Rentería, Pedro Pablo Álvarez Salamanca, Celso Morales y Christian Moreira y el senador David Sandoval, le enviaran una carta al Presidente Sebastián Piñera, criticando el Plan de Protección de la Clase Media, el cual dijeron que si bien “es un avance, creemos que no es suficiente”.

Es que según argumentaron en su misiva, “la clase media es la que más paga impuestos; está sumamente endeudada por pagar por una casa, educación, salud y sus créditos; ellos están ahí porque lo han hecho en base a su propio esfuerzo, sin ninguna ayuda estatal, por lo que entregarles un respiro es un muy buen punto de partida, pero este debe ser sin letra chica (…) Creemos que la ayuda no puede ser un crédito blando, lo que pedimos es un IFE para la clase media, una transferencia directa que permita cubrir los temas más urgentes que tenga cada familia”.

Con esto, propusieron que se genere un congelamiento de los hipotecarios desde octubre de 2019 y paralelamente, entregar un subsidio para los arriendos de $250.000. “Creemos que el Estado debe hacer un esfuerzo adicional y excepcional, y no que nuevamente se le tenga que pasar la mochila a la clase media, que ya viene golpeada de manera muy dura desde hace casi un año”, detallaron.

Y pese a que la timonel UDI dijo respaldar esta postura, al interior de la UDI hay también quienes se mostraron sorprendidos con la carta al Mandatario. Desde el Gobierno, en tanto, el ministro Monckeberg defendió el Plan, asegurando que lo que los legisladores de la UDI han planteado es “cómo mejorar la propuesta del Gobierno”. “Si hay alguien que se está endeudando es el Estado chileno, para resolver temas de emergencia o para ayudar a los que más lo requieren”, apuntó a Tele 13 Radio.

Los esfuerzos de contención del Gobierno

Desde hace días La Moneda intenta contener la tensión que se ha producido en el oficialismo y para ello los ministros han estado desplegando una serie de gestiones. “Nosotros como Gobierno tenemos que ser capaces de mantener, recuperar y reforzar las confianzas sobre todo con quienes contribuyen a que nosotros podamos hacer una mejor tarea dentro del Gobierno”, aseveró ayer la ministra vocera de Gobierno, Karla Rubilar, tras las críticas de la UDI y diferencias en el bloque.

Por su parte, Gonzalo Bumel comentó esta mañana que aunque “es evidente que hemos tenido algunas dificultades al interior de nuestra coalición, en lo últimos días y semanas. Naturalmente para el Gobierno es muy relevante poder tener un trabajo coordinado y fluido con la coalición, para poder sacar adelante los objetivos que tenemos como Gobierno”.

Y agregó que “conversamos sobre las situaciones que se han producido, hay evidentemente responsabilidades compartidas, y lo que queremos es que nos enfoquemos en lo que la gente realmente quiere” que es verlos unidos.

Asimismo, el ministro de la Segpres, Claudio Alvarado, quien también es militante de la UDI, expresó en Radio Universo que “tenemos que redoblar nuestros esfuerzos en orden a que la cohesión es fundamental”, añadiendo que “lo que estamos tratando de hacer es ordenar a nuestra coalición, estamos promoviendo mucho diálogo con ellos. De hecho, saliendo esta entrevista tengo reunión con un grupo importante de diputados de la UDI para conversar cara a cara y poder ver cuáles son las dificultades que están enfrentando y de qué manera los podemos apoyar mejor, lo mismo estamos haciendo con RN y con Evópoli. Los esfuerzos del comité político están orientados en ese sentido, a tener mayor comunicación, tener un trabajo conjunto”.

De hecho, hoy el Ejecutivo puso suma urgencia al proyecto que termina con las inhabilidades para postular a cargos públicos, luego de que ayer la jefa de la bancada de diputados de la UDI, María José Hoffmann, pidiera en el comité político impulsar la iniciativa, la cual podría ayudar a resolver la situación de algunos alcaldes afectados por el límite a la reelección.

Tema que causó gran enojo también en ediles, así, hoy el ex UDI y actual alcalde de Rancagua, Eduardo Soto retiró el cuadro del Presidente Piñera de su oficina municipal.

Fondos de AFP y servicios básicos

Durante la cita con Alvarado, participaron Hoffmann y sus pares, Issa Kort, Jorge Alessandri, Javier Macaya y Jaime Bellolio, oportunidad en que de acuerdo a sus asistentes, se abordó la coordinación de cara la votación este miércoles en la Cámara del proyecto que habilita el retiro del 10% de los fondos de las AFP. Iniciativa de cara a la cual los presentes habrían expresado su convicción total de votar en contra de la medida y entregar argumentos para que el resto de las bancadas tomen una decisión parecida.

Las mismas fuentes añaden que el titular de la Segpres es consciente de las críticas que han surgido en el gremialismo, pero que el tema de las descoordinaciones se viene arrastrando hace tiempo.

Pese a ello, en la carta -ya citada- de este otro grupo de parlamentarios UDI al Presidente, si bien se señala que “la opción de retirar los de fondos desde las AFP, pese a ser una idea muy atractiva, implica un perjuicio enorme para las y los trabajadores”, también se precisa al final que “somos parte de la coalición de gobierno, pero estamos abiertos al diálogo y romper paradigmas, no defenderemos por que sí un sistema previsional que tienen más de 40 años y que fue creados en otro tiempo y con otra lógica. Primero está la gente que representamos, y luego la economía”.

Consultado por el debate que se ha estado dando, el diputado Kort acotó a Emol que “la UDI representa un proyecto colectivo que se construye con ideas en común, pero con apoyo de la ciudadanía en cada elección. Es clave que como bancada tengamos debates internos, pero que actuemos en conjunto con responsabilidad y complicidad. No podemos correr el riesgo de ser un partido con distintas almas, porque ese juego a varias bandas solo termina por debilitar la forma de hacer política”. Otro tema que podría abrir un flanco en la relación entre el Gobierno y la UDI es el veto que La Moneda enviará al Congreso para corregir el proyecto de ley que prohíbe el corte de servicios básicos en pandemia y que fue confirmado hoy por el ministro Alvarado.

Ante esto, Van Rysselbergue expresó en EmolTV sus dudas al respecto, advirtiendo que el Ejecutivo debió acudir al Tribunal Constitucional, pero no lo hizo.

“¿Por qué quieren que nosotros modifiquemos esas cosas? Y segundo, ¿cuáles son los votos que ustedes tienen?, porque no nos hagan a nosotros la UDI hacer una cosa simbólica para que ustedes queden bien y van a tratar de remediar algo, y además díganos qué es lo que quieren cambiar, porque nosotros primero queremos estudiar”, advirtió la senadora. Tema que deja abierta la incertidumbre sobre si el gremialismo apoyará esta vez con sus votos al Gobierno o no.

Fuente: Emol.com