No se puede cantar victoria

0
459

Tras un verano particularmente crudo en el ámbito hídrico, las continuas e intensas precipitaciones que han caído en la zona centro sur del país, han permitido cambiar de manera radical el rostro de una serie de paisajes. 

Por dar algunos ejemplos ligados a la Región del Maule, están los cauces presentes en el Parque Nacional Radal Siete Tazas, o bien de la Laguna Torca, por citar los casos más extremos, a los que se suma la recuperación del nivel de casi la totalidad de los ríos. De hecho, en algunos sectores de la comuna de Rauco, volvieron a aparecer afluentes que por años permanecieron secos. 

En redes sociales, se viralizó un registro protagonizado por un hombre de 72 años quien desde el puente Villa Prat reconocía que desde hace muchos años que no veía al río Mataquito con tal nivel en su caudal. “Ya no me importa morirme, porque tuve la felicidad de verte grande de nuevo. En el verano me daba pena verte seco”, fue parte de lo que señaló. 

Por desgracia, dicha alegría contrasta con lo que han planteado expertos en la materia, quienes reconocen que las citadas precipitaciones que han caído en la zona, no garantizan que, en los próximos meses, si vuelven a decaer las lluvias, volvamos a presenciar imágenes tan tristes como las Siete Tazas totalmente secas. 

De hecho, según lo dado a conocer por el agroclimatólogo de la Universidad de Talca, Patricio González, “las lluvias intensas caídas en poco tiempo son efecto del cambio climático”, el mismo que tiene sumida a la región en una sequía que se ha extendido por más de una década. 

El propio ministro de Agricultura, Antonio Walker, reconoció que si bien estas lluvias generan “un leve alivio a los regantes”, lo cierto es que no se puede “cantar victoria”, ya que a pesar del “superávit” de precipitaciones respecto del año anterior”, persiste “un déficit de lluvia respecto de años normales”.

En buen chileno, el gran porcentaje del agua que ha precipitado “se perderá”, escenario que vuelve a poner en el tapete la necesidad de reforzar las acciones que permitan maximizar la utilización de tan vital recurso.