Lo perdido y lo que está por perderse…

0
260

Aclaremos en primer término que el título de nuestra Editorial de hoy miércoles se refiere esencialmente a las celebraciones populares y habitualmente muy concurridas, que no se han realizado hasta ahora y lo incierto que es el panorama para lo que resta de este infausto 2020, por culpa de la pandemia del Coronavirus.

Uno de los escasos eventos importantes que sí se llevó a cabo fue el Festival de Viña del Mar, pues en la segunda quincena de febrero las noticias sobre el Covid-19, aún no eran tan alarmantes.

Sin embargo, el ambiente estaba bastante enrarecido por lo del “Estallido Social” de octubre del año anterior y un poco pensando en eso, las autoridades de nuestra Región de Maule dispusieron que la Fiesta de la Independencia en Talca (12 de febrero y días cercanos) simplemente no se llevara a cabo.

En el mes de marzo prácticamente ya estaba declarada la pandemia mundial y, en consecuencia, la suspensión de la Fiesta de la Vendimia de Chile en Curicó era algo que ya todos veían como inevitable y así realmente ocurrió.

La Semana Santa pasó silenciosamente en el mes de abril, con todas las parroquias vacías mientras que los fieles en sus casas rogaban porque la crisis no nos golpeara tan cruda y brutalmente.

El aniversario de Carabineros del día 27 de ese mes también pasó “colado” con apenas brevísimas y austeras menciones institucionales.

Pasaban los días y las semanas y el número de contagiados y fallecidos subía de modo alarmante y era como obvio que se perdieran también las celebraciones del mes de mayo, como el Día del Trabajador del día viernes 1 y las Glorias Navales del jueves 21.

Se acaba de perder también la festividad del lunes 29 de San Pedro y San Pablo y lo propio va a suceder con el jueves 16 de julio: Día de la Virgen del Carmen.

Aparte del feriado del sábado 15 de agosto (Asunción de la Virgen) que no se realizará, hay mucha incertidumbre respecto de las Fiestas Patrias que casi con seguridad no se realizarán incluyendo la Parada Militar del sábado 19 de dicho mes.

Lo que ocurra en el resto del año va a depender de la evolución de la peor crisis sanitaria que hemos enfrentado en casi un siglo.