Más de 100 raciones de almuerzos al día entrega Cocina Solidaria de Villa Manuel Larraín de Curicó

0
482

A punta de cariño y voluntad. Es una de las más de 40 Cocinas Solidarias, que dispuso en la comuna el alcalde Javier Muñoz, a fin de facilitar un plato de comida calentito a los curicanos que, por estos días, están pasando algún grado de necesidad y vulnerabilidad. 

CURICÓ. El cariño y el gran corazón de quienes residen en el sector El Boldo, se ha hecho sentir con creces durante la crisis sanitaria del Covid-19. Desde hace tres semanas, en la villa Manuel Larraín está funcionando una de las más de 40 Cocinas Solidarias, que dispuso en la comuna el alcalde Javier Muñoz (a través del municipio), a fin de facilitar un plato de comida calentito a los curicanos que, por estos días, están pasando algún grado de necesidad y vulnerabilidad. Actualmente, esta Cocina Solidaria es integrada por ocho voluntarias quienes, con mucho cariño, se reúnen todos los días a las 10 de la mañana para preparar el almuerzo que recibirán más de 100 vecinos del sector, un área considerada de clase media y media emergente. Según lo señalado por Muñoz, se espera llegar a las seis mil raciones diarias sumando 45 Cocinas Solidarias habilitadas en distintos puntos de la comuna. “Esto significa que como municipio estamos haciendo un esfuerzo adicional importante y los vecinos también, porque son los que están preparando los alimentos”, dijo. 

CERCANA RELACIÓN 
En cuanto a su funcionamiento, Gabriela Hinojosa, dirigente vecinal de la Villa Manuel Larraín, quien ha participado desde el inicio de esta cocina, comentó que ha sido “un bonito trabajo”, porque han podido ayudar a muchas personas que han perdido sus trabajos o que tienen alguna enfermedad. “Aquí ya tenemos 100 personas y desde las 10:00 horas que estamos aquí. Hay mucha gente que no pensábamos, porque trabajaba la familia y de un momento a otro quedaron sin trabajo todos. Hay otras personas que vienen que están enfermos con cáncer y hay que tratar de ayudarlos. Vienen a buscarlo entre las 13:00 y 14:00 horas. Llegan contentos y después nos ponen en Whatsapp que estaba rico el almuerzo y todo eso”, dijo.
Hinojosa comentó que en la Villa Manuel Larraín existe una relación muy cercana entre los vecinos. “Somos nueve, hoy día somos cuatro, porque es más simple el almuerzo, pero siempre somos cinco o seis, pero nos vamos turnando. Tenemos que ayudar, además que en esta villa siempre nos hemos ayudado entre nosotros, así que nunca hemos estado ajenos a lo que pasa con la gente, siempre entre nosotros hemos ayudado a las personas”, acotó. 

SUMINISTROS
Las encargadas de elaborar cada día los platos señalaron estar agradecidas del municipio curicano, porque de forma constante han entregado los suministros necesarios para la elaboración de los almuerzos. Independiente a ello, señalaron estar abiertos a recibir la colaboración “de alguna persona de buen corazón, de un empresario de la zona”, para que pueda aportar con el postre para cada día. “Cuando falta algo como ajo o acelga, nosotros lo ponemos, porque si llega a faltar obvio que tenemos que poner algo, pero lo demás todo lo traen ellos (la Municipalidad), todo, desde el alcohol, implementos de aseo, la comida y la protección para nosotras. Sería bueno que un empresario nos aporte, aunque sea una manzanita por persona. El otro día nos trajeron del municipio peritas, una por persona y todos estaban contentos”, acotó la propia vecina, Gabriela Hinojosa.

PROTECCIÓN Y SEGURIDAD
Una de las acciones que más agradecieron las vecinas voluntarias de la Cocina Solidaria de la Villa Manuel Larraín, es que la Municipalidad de Curicó se ha preocupado constantemente de la protección y seguridad de ellas, particularmente, en lo que tiene relación con evitar contagios por Coronavirus. Sobre esto, la vecina María Arriagada, quien también implementó en la sede un sistema de vapor con hojas de eucaliptos para ayudar a la descontaminación y poder respirar un “mejor aire”, indicó que “vinieron de la Municipalidad a sanitizar la sede. Así que quedó todo limpiecito, todo higiénico y tratamos de hacer lo mejor posible. Que resulte buena la comida. Yo le doy el sazón a la comida”, dijo.