Anegamientos e inundaciones fueron la tónica en la provincia

0
203

Lluvias en la puerta norte del Maule. Las últimas precipitaciones han provocado una serie de inconvenientes, especialmente por el desborde de canales y por interrupción del suministro eléctrico.

CURICÓ. La provincia de Curicó tampoco se escapó de los inconvenientes que han venido de la mano con la caída de fuertes precipitaciones. En Curicó, se reportaron cortes de energía eléctrica en Freire con El Boldo, donde se cayó un árbol, y en sectores como Upeo, Corral de Pérez y Monte Oscuro. Además, el agua inundó viviendas en sectores urbanos y rurales, como la localidad de Sarmiento.
El encargado de Emergencias de la comuna, Marcelo Quitral, afirmó que los primeros llamados de la comunidad se registraron alrededor de las tres de la madrugada del domingo. “Recibimos un llamado de la villa Aranjuez,  en el cual se había desbordado el canal Guardia Oriente, como también en la Villa Rucatremo, resultando afectados varios domicilios con agua en su interior”, contó. El funcionario agregó que tuvieron que atender situaciones en varios puntos de la ciudad “producto de la acumulación de agua, lo cual pudimos solucionar en la vía pública, especialmente en avenida Bombero Garrido con calle Timoteo y Circunvalación, donde estaban sucios los sumideros”.
Quitral agregó que la mañana de ayer hubo una emergencia en el sector Las Piedras de la localidad de Los Niches, donde “se desbordó el estero Las Cuevas y diferentes llamados, que están siendo visitados por dos cuadrillas del departamento social. También se utilizó una retroexcavadora en el sector de Los Cristales por una caída de árboles”.

GENTE AISLADA
Por su parte, en Romeral,  se desbordó el canal Bellavista, afectando al sector de Pumaitén, hecho que provocó que medio centenar de familias quedaran aisladas. Ante la gravedad de la situación, se trasladó al lugar el gobernador provincial, Roberto González; el encargado provincial de Emergencia, Antonio Paz; y el alcalde de la comuna, Carlos Vergara, para entregar la ayuda necesaria a los afectados. En Romeral también hubo anegamientos en la Villa Don Matías y se presentaron desprendimientos de rocas en la ruta J-55, en el tramo comprendido entre Los Queñes y el mirador Bío-Bío.

EL RESTO DE LAS COMUNAS
En Sagrada Familia, al menos cinco inmuebles se inundaron en el sector de Sanatorio, donde se salió un canal de regadío, mientras que en Molina se llenaron de agua los pasos bajo nivel de Lontué y San Pedro. Además, hubo anegamientos en casas de la villa Don Leonardo y hubo cortes de luz en la precordillera, por ejemplo, en Alupenhue.  
En Rauco, algunos desprendimientos dejaron intransitable la ruta J-60, a la altura del kilómetro 23, en el sector que une las localidades de Tricao y Punta El Barco, mientras que Vichuquén agregó problemas en Mirador y Lipimávida; y quedó sin energía eléctrica en Uraco.