Autoprovisión de alimentos se presenta como alternativa viable para sortear problemas causados por la pandemia

0
340
Familias maulinas son apoyadas por el Fosis para producir sus propios alimentos.

Iniciativa. Impulsada por el Fosis, permite que cientos de familias tengan apoyo para producir y cultivar sus propias frutas, verduras y tener crianza de animales.

TALCA. A raíz de las cuarentenas -ya sea preventivas o establecidas- y ciertas restricciones o problemas en el funcionamiento que ha presentado el comercio en general a causa del Coronavirus, muchos hogares han presentado ciertas dificultades para abastecerse normalmente.

No obstante y con el apoyo del programa “Autoconsumo” del Fosis, cientos de familias están sorteando los afectos de la pandemia de buena forma, tras producir, cultivar y cosechar sus propios alimentos, verduras y frutas.

Alejandro Muñoz, director regional del Fosis, explicó que este programa “contribuye a aumentar la disponibilidad de alimentos saludables mediante la educación y la autoprovisión, para que las familias complementen sus necesidades alimentarias y mejoren sus condiciones y calidad de vida. Para ello durante nueve meses reciben apoyo, principalmente en el desarrollo de actividades de cultivo y crianza y, también en la preservación, procesamiento y correcta preparación de los alimentos”.

Es así como en las 30 comunas del Maule, esta iniciativa ha permitido incorporar en los patios de las familias usuarias tecnologías agrícolas, tales como invernaderos, hornos de barro, gallineros, mesas de cultivo, deshidratadores solares, botiquines verdes, materiales de construcción, insumos y herramientas, entre otros, cuya resultante también podría transformarse en la base de un futuro emprendimiento en el caso de aumentar el volumen de productividad.

“El programa entrega, además, información, promueve el aprendizaje y refuerza los conocimientos sobre hábitos de alimentación y estilos de vida saludable, destinados a todos los integrantes de la familia. La cobertura con la que trabajamos actualmente es de 553 familias en total, en todo el Maule, con una inversión de 320 millones 770 mil pesos”, agregó el seremi de Desarrollo Social y Familia, Juan Eduardo Prieto.

USUARIAS

María Teresa Gutiérrez vive en San Víctor Álamos, en Linares. Afirmó que este programa es “algo muy lindo porque acá hay harto dinero invertido y por mí sola no podría haberlo hecho. Aprendí mucho y luego construí el invernadero junto a mi marido y hoy tenemos de todo, así que estamos felices junto a nuestros dos hijos”.

Lo propio vivencia José Alfredo Pérez, del sector Cardonal en Pelluhue, quien cultiva sus propias lechugas, brócoli, cilantro, cebollas y tomates. “Ha sido muy bueno porque el programa tiene muchos beneficios para mi familia, así que agradecidos del Gobierno. Ahora tenemos para el consumo y si queda un resto, incluso lo podemos vender”, relató.