Cuarentena en Curicó: Responsabilidad de todos

0
434

Durante la mañana de este miércoles, el Ministerio de Salud anunció oficialmente que, a partir de las 22:00 horas del viernes 19 de junio, la zona urbana de Curicó entra en cuarentena, una de las medidas más estrictas para tratar que los contagios disminuyan en las comunas donde los casos han tenido un explosivo aumento.

Efectivamente, esta medida se venía pidiendo hace varias semanas, tanto por las autoridades locales, como por organizaciones sociales, dirigentes de la salud y la comunidad, porque lamentablemente la comunidad no entendió y no acató los llamados que todos los días, durante estos tres meses, las autoridades realizaban para que las personas se quedaran en sus casas.

Hay que hacer una distinción muy importante, pues muchas de las personas que se veían en las calles, salían a realizar tramites urgentes; iban al supermercado o a la farmacia, compraban rápidamente y volvían a sus casas; otros ciertamente salían a trabajar; es decir, sus salidas eran justificadas.

Sin embargo, un gran número de personas salían solo a pasear, salían a vitrinear y lo peor de todo es que lo hacían en familia, con sus hijos, exponiéndose todos a contagiarse. Otros nunca entendieron el concepto de distanciamiento social o físico, y jamás dejaron un espacio de dos metros con quienes estaban a su alrededor.

Peor aún, muchos siguieron realizando reuniones familiares o con amigos, siendo que en ese grupo si había alguien contagiado, se formaba un brote de Covid-19 y todos tendrían que cumplir con la cuarentena obligatoria de 15 días.

Son muchas las situaciones que podemos seguir enumerando para dejar claro que el hecho que hayan decretado cuarentena en la comuna de Curicó, específicamente en la zona urbana, es responsabilidad de todas esas personas que nunca entendieron la gravedad de la pandemia que estamos viviendo y que como triste saldo ya nos deja con más de 3 mil personas fallecidas en Chile. 

Es lamentable, pero también es de esperar que esta estricta medida sirva para bajar el número de contagios en la ciudad, alivianar el trabajo que se realiza en el Hospital de Curicó y que la gente deje de morir por responsabilidad de esos que nunca entendieron o no quisieron entender el mensaje que los medios de comunicación también ayudamos a difundir todos los días, por todas nuestras plataformas.