Mayoría de detenidos en emergencia sanitaria es por no respetar horario del toque de queda

0
361
Julio Contardo, fiscal regional del Maule.

Fiscal regional. Julio Contardo dijo que, por la contingencia, del total de causas el 91,5% corresponde a infracción al toque de queda. 

TALCA. El fiscal regional, Julio Contardo, entregó un balance de causas penales en la región, tanto a nivel general como de aquellos cometidos en el contexto de la pandemia.

En cuanto a los delitos en general, Contardo señaló que las cifras mantienen una relativa estabilidad en cuanto al número de ingreso de causas, con variaciones en la composición de los delitos. Entre los que han irrumpido, mencionó aquellos que atentan contra la salud pública en el contexto de la pandemia.

“Un aspecto relevante en esta materia, es que la tendencia al alza de los delitos que año a año se manifestaban con un crecimiento significativo hoy se ha detenido, por lo que en cifras, prácticamente tenemos el mismo número de delitos que el primer cuatrimestre del año pasado, con solo una leve disminución de un 0,4%, es decir, 145 delitos menos. En relación a ello, la Fiscalía Local de Talca es la que presenta la mayor disminución, con un 12%, mientras que Licantén y Molina han presentado un aumento en los delitos denunciados, con un 23% y 21%, respectivamente”.

En torno a casos de Violencia Intra Familiar, explicó que los delitos presentan una disminución de un 4,4%, es decir, 158 denuncias menos a nivel regional, en comparación a igual fecha del año anterior. Pero a pesar de la baja, dijo que el delito de amenazas en este contexto de VIF ha tenido el mayor aumento, con un 61%, siendo la Fiscalía de Talca la que tiene un mayor incremento, seguida por las Fiscalías de Molina y Cauquenes.

En cuanto a los delitos que afectan a la propiedad, los delitos de robo por sorpresa han tenido una baja de un 14%. Esto también se presenta en los delitos de robo en lugar habitado, con una disminución de un 19% y los delitos de hurto, con una baja de 21%. El robo en lugar habitado, ha experimentado una disminución de 3,5%.

“Un delito que concentra todos nuestros esfuerzos, es el robo con intimidación, que experimentó un aumento de 10%, lo que equivale a 835 denuncias, es decir, 77 causas más que en el 2019. “Al efecto, hemos desplegado una labor de análisis criminal que está teniendo frutos, gracias a la generación de focos investigativos que nos han permitido esclarecer numerosos hechos de esta naturaleza en la región, identificando a los partícipes”.

CONTINGENCIA

Respecto de delitos ocurridos en el contexto de la emergencia sanitaria, el fiscal regional dio cuenta que hay un aumento de 11% de ingreso de causas, lo que se traduce en 353 casos más, sumando a la fecha 3.580. Se mantiene la tendencia de que la Fiscalía de Curicó presenta el mayor número de causas, con 836, seguida por la de Talca (645) y San Javier (502).

“Del total de causas, el 91,5% corresponde a infracción al toque de queda (3.279), se suman 119 causas por no uso de mascarillas en lugares previstos por la ley; 36 por desplazamiento a una segunda vivienda; 41 causas por incumplimiento de cuarentena; tres por incumplimiento de medidas sanitarias por parte de cultos religiosos”.

En cuanto a delitos cometidos dentro del horario del toque de queda, el 39% corresponde a delitos contra la salud pública; un 5,4% a robo en lugar no habitado; 4,9% a delitos por amenazas; 4% lesiones menos graves y 3,6% a robo en lugar habitado.

Desde el 22 de marzo hasta el 5 de junio, del total de detenidos por toque de queda, 346 pasaron a control de detención por ser reincidentes o haber cometido otros delitos. De ellos, 246 fueron formalizados, de los cuales 33 quedaron en prisión preventiva, 83 con arresto domiciliario total, 30 con firma y el resto con otras medidas cautelares.