“Tenemos que recuperar la confianza perdida”

0
934

Proyecto. El principal candidato a quedarse con la presidencia de la ANFP, detalló a diario La Prensa los cuatro pilares sobre los cuales construye su propuesta. “Nos merecemos un fútbol ordenado” señala, y detalla la agenda más próxima que según él, se requiere en Quilín. Pablo Milad tendría los votos para ser electo el próximo 30 de julio y ya se rumorea una posible renuncia en la candidatura de su contendor. 

CURICÓ. Pablo Milad fue presidente de Curicó Unido entre 2014 y 2018, registrando además experiencia como dirigente desde el 2012, siendo uno de los doce salvadores del club tras la crisis económica institucional en aquel año y uno de los principales gestores del regreso del Curi a la Primera División, tras gritar campeón del ascenso en 2017.  Es profesor de Educación Física de la UTEM, se capacitó en España, Francia y Portugal. El deporte corre por sus venas. Campeón sudamericano de lanzamiento de bala y récord nacional en mayores de 50 años. Y pareciera ser que esas ganas de lanzar e ir cada vez más lejos, lo impulsaron a dar un salto que anhela como es liderar el fútbol chileno desde el sillón de la Asociación Nacional de Fútbol Profesional (ANFP). Renunció a la intendencia del Maule y con el apoyo firmado en una carta por 16 clubes nacionales, pareciera tener los votos necesarios para ganar las elecciones presidenciales del próximo 30 de julio y transformarse en el nuevo presidente del fútbol chileno. Es el curicano Pablo Milad, que aún en período de transición tras dejar sus labores gubernamentales, responde sobre su proyecto para el fútbol chileno a diario La Prensa. 

ANFP PARA TODOS

“Hay cuatro pilares sobre los cuales estamos cimentando el proyecto para la ANFP junto a los clubes” señala Milad, quien detalla “la necesidad de trabajar unidos, de avanzar hacia una mayor transparencia, de fortalecer el fútbol joven y de ser responsables en las decisiones que tomemos. En primer lugar, necesitamos una ANFP para todos, que convoque y tenga una visión de largo plazo. En segundo lugar, estamos convencidos que necesitamos avanzar hacia una mayor transparencia de la actividad. Necesitamos clubes sanos, una liga fuerte, series juveniles fortalecidas y un fútbol femenino potenciado. Eso solo será posible si somos capaces de pasar la prueba de la blancura como actividad, en términos financieros y de propiedad y manejo de los clubes, y hacerlo de cara a la opinión pública. Tenemos que recuperar la confianza perdida. En tercer lugar, debemos poner el foco en fortalecer el fútbol joven. Es un área en la que estamos al debe y de la que debemos hacernos cargo. Hay que potenciar las nuevas generaciones, y eso se hace a través de fortalecer la capacitación de técnicos, contando con un técnico de experiencia que pueda ayudar a formar a los técnicos del mundo formativo, mejorando el INAF y fortaleciendo las áreas formativas de los clubes. Y, en cuarto lugar, nos asiste la convicción de que lo que nos pasó con la salida de Sebastián Moreno, no nos puede volver a pasar. Tenemos que actuar con responsabilidad. Estamos siendo observados por la FIFA, la Conmebol, las autoridades, las instituciones financieras y los hinchas. Nos merecemos un fútbol ordenado”, señala Pablo Milad a la hora de referirse a los principales pilares de su proyecto para la ANFP que pule desde hace años. En la sede de Quilín abundan las recientes malas experiencias, desde el detenido Sergio Jadue hasta el renunciado Sebastián Moreno, ello sin sumar la ausencia al mundial de Rusia o el pobre andar de selecciones y clubes a nivel internacional. Urge un sacudón y un nuevo rumbo en el fútbol nacional tras la revolución de Bielsa, las copas Américas y la crisis institucional.  

DE MANERA INMEDIATA

La turbulenta ANFP requiere urgente una remoción de escombros y una rápida limpieza a modo de ver, entender y seguir el nuevo camino que se trazará desde Agosto, aunque en contra tranca la pandemia del Coronavirus. Para Milad, a la hora de lo más urgente a implementar en la sede de Quilín señala: “Estamos trabajando junto a los clubes en un plan detallado de propuestas programáticas que esperamos construir con el apoyo mayoritario de los clubes, y que debe consider ámbitos tan importantes como una mayor transparencia en la gestión financiera de la ANFP y en la propiedad de clubes, una revisión de estatutos para perfeccionarlos, un fortalecimiento de nuestra liga, una consolidación del fair play financiero, abordar relaciones colaborativas con nuestros socios estratégicos, seguir potenciando a la Selección mayor, fortalecer la formación del fútbol joven, potenciar el fútbol femenino, darle sustentabilidad a la Segunda División profesional, y reposicionar a Chile a nivel Conmebol y FIFA, entre otros. Como verá, son muchos temas, por lo que requeriremos mucha unidad y trabajo con los clubes para poder llevar adelante esa agenda”, apuntó el extimonel de Curicó Unido.

¿CORRE SOLO?

25 son los votos que Milad tendría asegurados para las próximas elecciones en la ANFP, cantidad suficiente para amarrar un triunfo, pues son 49 los sufragios en disputa. Esta cifra de 25 votos se sustenta en una carta filtrada a los medios y firmada por 10 clubes de Primera (Colo Colo, Universidad de Chile, Universidad Católica, Everton, Wanderers, O’Higgins, Iquique, Antofagasta y Cobresal, además de lógicamente, Curicó Unido), y por seis equipos de la B (Rangers, Santa Cruz, Copiapó, Barnechea, Magallanes y Cobreloa). Podrían sumarse otros clubes incluso, por lo que todo indicaría que la carrera estaría con un pie sobre la meta y que Milad sería el nuevo mandamás del fútbol nacional, tanto así que ya se rumorea que su contendor, el presidente de Audax Italiano, Lorenzo Antillo, estaría declinando de presentar su candidatura el próximo 18 de junio, la fecha límite definida en la ANFP.