El criticado regreso de Arturo Zuñiga y el cambio de protocolo del Minsal que acortó su cuarentena

0
679

“El protocolo dice que si una persona con contacto estrecho se realiza PCR, siendo este negativo, la persona vuelve a trabajar”. Así justificó ayer domingo el subsecretario de Redes Asistenciales, Arturo Zuñiga, su reaparición pública en el tradicional balance diario sobre el Covid-19 en La Moneda.

Zúñiga estaba bajo confinamiento desde el martes, debido a que tuvo contacto estrecho con un caso confirmado de coronavirus, pero cortó su cuarentena preventiva (de 14 días) al día 5. Su presencia causó sorpresa y concentró las preguntas de la prensa en la conferencia de prensa de esa jornada, pues -pese a que se le consultó reiteradas veces en la instancia- no informó si efectivamente fue sometido a un examen PCR.

El día anterior, el sábado, el propio ministro de Salud, Jaime Mañalich, había indicado que Zúñiga se encontraba sin síntomas y no se había realizado un examen PCR, porque lo más apropiado era que se lo realizara 5 días después del contacto estrecho. Es decir, ese mismo sábado.

Y si bien el subsecretario no aclaró el punto en la misma conferencia de prensa el domingo, media hora más tarde salió a aclarar la situación vía Twitter: dijo que ya se había testeado y, en efecto, recibió el resultado en 24 horas. “Agradezco la preocupación por mi situación de salud. Me realicé un PCR y dio negativo a Covid-19. Según protocolo, una persona debe mantener medidas de aislamiento hasta 14 días, o bien cuando se haya descartado la enfermedad mediante test PCR, como fue mi caso”, aseguró.

Acto seguido, mediante la misma vía, adjuntó la actualización de los protocolos que habían sido publicados en el Diario Oficial el mismo sábado que él se realizó el PCR, el 30 de mayo. Mediante dicho documento el Minsal cambió el protocolo permitiendo que contactos estrechos terminen antes sus cuarentenas en caso de examen negativo.

Así consta en la resolución número 6: “Dispóngase que las personas que sean caracterizadas como caso probable deberán permanecer en cuarentena o aislamiento por 14 días, o hasta que se haya descartado la enfermedad, mediante la realización de un test PCR”. De este modo, el subsecretario se ajustó a la norma.

No obstante, dicho cambio, que se gestó en medio de su cuarentena preventiva, aplicó un criterio diferente al establecido por el Consejo Asesor y el que hasta antes del sábado el propio Minsal había fijado. En la minuta del pasado 23 de mayo, los expertos de dicha instancia concluyeron que “todas las personas con sospecha de infección por SARS-Cov-2, incluyendo a los contactos estrecho de una persona con infección documentada, deben realizar una cuarentena estricta durante dos semanas, el período de incubación de la enfermedad, independiente de un resultado positivo o negativo de PCR”. Así consta en el punto 6, letra C, de la mencionada minuta.

En tanto, el instructivo con indicaciones sobre el Covid-19, que seguía disponible al cierre de esta publicación en el sitio web del Minsal, sigue contradiciendo el reciente cambio aplicado por la autoridad sanitaria, el cual subraya que la cuarentena debe durar 14 días: incluso “si por alguna razón se hizo el examen y dio negativo, igual debe completar los 14 días de cuarentena”.

Aunque sin aludir directamente al caso de Zuñiga, ayer por la noche la Sociedad Chilena de Infectología (Sochinf) emitió un comunicado refiriéndose a las cuarentenas y aislamientos en caso de contacto estrecho, en el que enfatizó que en pacientes asintomáticos o contactos estrechos (como Zuñiga) la carga viral es baja o indetectable, por lo que la interpretación de un PCR negativo es incierta y no asegura que en los días posteriores presente una infección contagiante para su entorno.

En el propio posteo de Zuñiga en Twitter aparecieron especialistas a rebatir la postura del subsecretario de Redes Asistenciales. Una de ellas fue la infectóloga de la Universidad de Chile, Jeannete Dabanch.

“Si queremos reducir los contagios, los mensajes deben ser claros: CONTACTO estrecho de un CASO debe mantener CUARENTENA por 14 días que es el periodo de incubación. Las autoridades DEBEN ser EJEMPLOS”, le remarcó.

Si hubiera hecho caso a las recomendaciones del Consejo Asesor y los especialistas, Zuñiga habría tenido que regresar -pese a su PCR negativo- el martes de la próxima semana. No obstante, hasta ahora la autoridad no ha dado nuevas explicaciones y sólo se ha limitado a justificar su reincorporación en base al criterio instaurado un día antes de su aparición pública.

Este lunes, durante la conferencia de prensa en La Moneda, los cuestionamientos dieron origen a un impasse de Mañalich con la prensa, pues en medio de una serie de anuncios de cambios en la metodología se resistió a explicar bajo qué criterio se cambió el plazo de la cuarentena, pese a lo recomendado por el Consejo Asesor y a lo indicado por la Sochinf.

Pese a la insistencia de la prensa, no quiso profundizar en la naturaleza de la decisión. “Ya respondí esa pregunta”, dijo en dos ocasiones. Pasó a la siguiente consulta y en realidad no respondió. Incluso, al cierre de sus intervenciones los periodistas le dijeron que aún faltaban preguntar por hacer, pero de todos modos cerró el micrófono y abandonó la sala.

La solicitud del Hospital El Carmen

Con todo, todo apunta a que el cambio se comenzó a gestar previo al caso de Zuñiga. Antes que fuera oficial, el pasado domingo 24 de mayo fue el director del Hospital El Carmen, Juan César Kehr, quien comenzó a aplicar el actual criterio para sus funcionarios y pidió al Servicio de Salud Metropolitano Central (SSMC) que cambiara la normativa bajo el argumento de que las cuarentenas por contacto estrecho generaban déficit de trabajadores en el sistema.

El lunes 25 de mayo, Kher admitió que le solicitaron al SSMC que, “basado en las últimas evidencias internacionales, se modifique la normativa actual sobre cuarentena preventiva toda vez que la actual indicación está generando un déficit de funcionarios, a nuestro juicio innecesario, lo que no permite asegurar un funcionamiento hospitalario razonable”, según recogió en ese entonces La Tercera.

Fuente: BiobioChile.cl