“Cocina Solidaria” brinda un plato de comida para quienes lo necesiten

0
749
La “Cocina Solidaria” está brindando su servicio durante dos días a la semana (sábado y miércoles). El número de contacto de quien encabeza dicha iniciativa es el +569 5623 4606.

Dos veces a la semana. Teniendo como base de operaciones una iglesia evangélica ubicada en la Villa Belén Norte, hace exactamente una semana se dio el vamos a dicha iniciativa, experiencia que se repitió el miércoles de la presente semana y que hoy también se volverá a realizar desde el mediodía. 

CURICÓ. Gracias al desinteresado trabajo de un grupo de curicanos, desde la semana pasada comenzó a funcionar la denominada “Cocina Solidaria”, instancia creada a fin de brindar de manera digna un plato de comida a quienes, en el contexto de la actual pandemia del Coronavirus, no han podido solventar tal tipo de necesidad. 

En contacto con diario La Prensa, Valeska Ethel Sáez Godoy, vecina que ha estado a la cabeza de dicha iniciativa, contó que a través de su trabajo (podóloga) se percató de la realidad que deben enfrentar quiénes son sus “habituales clientes”, relacionada precisamente a la “dificultad por la que muchos atraviesan para tener algo para comer”, siendo una de las “secuelas” aparejadas con el Covid-19.

Aquello la motivó para que desde su propia trinchera poder brindar “un pequeño granito de arena”, entregando para ello un “servicio absolutamente gratuito” que en promedio ha permitido alimentar a 200 personas por jornada. 

“La gente obrera se está quedando sin recursos. Esto es algo transversal. No se trata de gente pobre que no quiere trabajar, es la clase obrera que no tiene para cubrir sus necesidades básicas, con qué alimentarse”, subrayó. 

SIN AGLOMERACIONES

Tras una serie de contactos, teniendo como base de operaciones una iglesia evangélica, ubicada en la Villa Belén Norte, frente a la plazoleta de dicho sector, hace exactamente una semana (sábado 23 de mayo) se dio el vamos a la citada cocina, experiencia que se repitió el miércoles de la presente semana y que hoy también se volverá a realizar desde el mediodía. Para quienes necesiten recibir un “plato digno de comida”, solo se les está solicitando que al momento de trasladarse a la citada iglesia, porten su respetiva mascarilla, respeten el denominado “distanciamiento social” y que lleven un pote para el correspondiente alimento.

La idea es evitar las aglomeraciones, respetando las recomendaciones sanitarias asociadas para detener o impedir la propagación del Covid-19. “Empezamos con 150 personas. Se supone que iba a ser solo un día a la semana, pero esto ha ido creciendo, y como se dice tuvimos que echarle más agua a la olla y alcanzamos más de 200 raciones. Somos cuatro personas que estamos full trabajando. Esto lo hacemos como un acto de amor”, dijo.

AGRADECIMIENTOS

En lo particular, Valeska Ethel aprovechó la oportunidad de agradecer el trabajo ejecutado por quienes se involucraron en dicha iniciativa, entre ellos David Muñoz, Cristian Iturriaga, Rodrigo Muñoz (pastor quien facilitó la cocina) y Viviana Aliaga. A ellos se suman los curicanos que también han aportado con alimentos de diversa índole, muchos de los cuales conocieron de la existencia de tal servicio a través de medios de comunicación de carácter local y por redes sociales. Recalcó que se trata de una labor “apartada del mundo político”, donde la identidad de quienes entregan donaciones queda en “un ámbito privado”, sin hacer “ningún tipo de publicidad o alarde”, al respecto.