El capitán albirrojo y el regreso del fútbol

0
962
Martín Cortés reconoce que la vuelta exitosa dependerá del actuar del futbolista.

Referente. “Los clubes y jugadores tienen que dar mucho de su parte, para que los médicos que planifican el protocolo de vuelta tenga éxito”, señala el capitán curicano, quien agregó que “si nosotros no hacemos las cosas debidamente como dicen los que saben, sería un paso errado”. El histórico volante habla desde casa y acentúa la puesta a punto futbolística del Curi.  

CURICÓ. Martín Miguel Cortés es autoridad en Curicó Unido. No solo por ser el actual capitán del equipo, ni por ser el que ha portado la jineta estos últimos años, sino que se lo ha ganado en cancha, con un técnico y otro, siendo ya el tercer jugador histórico del club con más partidos profesionales vistiendo la camiseta curicana (216) estando a solo 16 de alcanzar a Larry Aliaga. 

El ‘Enano’ nacido en Punta Alta, suma ocho temporadas en el club, la camiseta ‘17’ tiene estampado su nombre, se nacionalizó chileno y tiene contrato con el Curi hasta fin de año, club del que no se quiere mover y méritos tiene de sobra.

Es el representante del plantel en reuniones con la dirigencia, es el llamado a estar cuando el sindicato de futbolistas lo requiere e incluso recientemente, la comisión médica de la ANFP lo invitó a un encuentro virtual para ser parte del Protocolo del Regreso del Fútbol. Casi no ha salido de casa, extraña el fútbol, quiere estudiar, habla poco con los medios y es solidario con sus colegas. A distancia, el capitán y referente del Curi atendió al diario La Prensa.

EN CASA

“Este tiempo lo he pasado encerrado en casa, en familia, salía solamente al supermercado, evitaba andar dando vueltas, comprábamos cosas básicas, pero no me he movido de casa con mi esposa e hijo, hablé mucho con amigos y familiares, me preocupé de reuniones con el club y con el sindicato (SIFUP), participé de una junta de médicos y estoy con las ganas de estudiar”, señala el formado en River Plate, quien no había pasado tanto tiempo sin entrenar ni jugar en una cancha de fútbol.

“Hay ganas de volver, son ganas grandísimas, sabemos que es un momento delicado, hay gente que está decidiendo cuándo y cómo volver a las prácticas, sabemos que los clubes y jugadores tienen que dar mucho de su parte para que los médicos que planifican el protocolo de vuelta, tenga éxito, si nosotros no hacemos las cosas debidamente como dicen los que saben, sería un paso errado para la vuelta exitosa a los entrenamientos”, reconoce Martín, quien solidariza con los clubes de Santiago, la urbe más afectada con el Covid-19: “Hay varios clubes que dicen que van a volver a entrenar y esperemos que sea de manera exitosa, en Santiago a los clubes a lo mejor les costará un poco más regresar y hay que ser solidarios con ellos”, adelanta el zurdo.

INCIERTO

A diario se entrena en casa en base a las pautas del cuerpo técnico, sin embargo, más allá de lo físico, al capitán curicano le preocupa el factor futbolístico, aunque señala que es incierto saber si les costará agarrar el ritmo.

“La mayor pérdida es lo futbolístico, porque no hemos tocado la pelota, físicamente hay un trabajo diario, en todas las videollamadas hacemos trabajo colectivo, hay charlas, pero la pelota uno la toca solamente haciendo jueguitos en casa, no hemos tenido trabajos en cancha con pelota, cuando volvamos tampoco será realizar trabajos con balón como equipo inmediatamente, no sé si va a costar, pero habrá que hacer más hincapié en eso cuando sea el momento”, señala Cortés, mientras en las oficinas técnicas del Curi se afina igualmente el protocolo para pedir la autorización para volver a entrenar. 

El capitán en casa vuelve a jugar con su hijo, siempre atento al llamado para representar al grupo y con más ganas que nunca de volver a jugar y correr en una cancha de fútbol.