Cerca de 200 vehículos fueron regresados en controles sanitarios realizados en Curicó

0
519
Uno de los puntos de control es el acceso sur a Curicó, en la Alameda Manso de Velasco.

Irresponsabilidad mayúscula. La mayoría venía de la Región Metropolitana a sus segundas viviendas, otros a practicar deportes, a comprar o simplemente a hacer turismo.

CURICÓ. Desde el jueves, la Municipalidad de Curicó implementó una serie de controles sanitarios en los accesos a la ciudad, para evitar que el Coronavirus se siga propagando en la comunidad curicana, ya que durante esta semana se presentaron los índices más altos de contagios desde que comenzó la pandemia.

El alcalde Javier Muñoz, dispuso barreras sanitarias en avenida Cavalín, Los Vidales, entrada sur de la Alameda Manso de Velasco, además, en el acceso norte y sur de la avenida España, donde hubo periodos de mucha afluencia de vehículos, pero también, buena recepción por parte de los automovilistas y sus acompañantes, según dio cuenta el funcionario municipal Hernán Valderrama.

“Durante la mañana poca afluencia de vehículos, ya alrededor de las 12 del día bastante afluencia; ha sido un extenso control, se ha portado muy bien la gente e indicándoles que no salga, que salga solamente a lo necesario, pero ha sido un control excesivo de vehículos el sábado, muchos buses del sur que vienen. Nosotros comenzamos el jueves acá y vamos a estar todos los jueves, viernes y sábado. Decirle a toda la gente que se quede en casa, que salga solamente a lo que tiene que hacer, que nos cuidemos porque esto se viene complicado y hay que cuidarse”, señaló.

FUERTE FISCALIZACIÓN

En el sector de Potero Grande, los controles fueron drásticos, con el apoyo de Carabineros, se logró devolver a 82 vehículos el viernes y 90 este sábado, con un total de 340 personas, quienes pretendían visitar sus segundas viviendas, ir de compras o a hacer turismo.

“La fiscalización consiste en no dejar ingresar a los vehículos que no son del sector, que viene a hacer trabajos, a sus segundos domicilios y en este caso no se puede ingresar. Las personas que no son del sector, que no vengan, porque de acá se van a devolver los vehículos nuevamente a Curicó; pero la mayoría son de Santiago los que viene para acá”, dijo el sargento Elson Albarrán, de la tenencia de Potrero Grande.

El trabajo de los funcionarios municipales en estos puntos de la ciudad ha sido fundamental en la prevención del Covid-19, para que este no se expanda entre la población. Marcelo Cruz, quien ha estado por más de un mes en los controles de la precordillera curicana, comentó que “hemos tenido buenos resultados. Nuestro alcalde nos encomendó como dos semanas antes de que fuera Semana Santa y hemos estado todos los días al pie del cañón, durante muy temprano, desde las 8:30 de la mañana, devolviendo alrededor en promedio entre 70 y 80 vehículos diarios”.

El funcionario agregó que “hemos sido súper estrictos. Ayer devolvimos gente de La Pintana que salen con sus salvoconductos, pero son para circular en Santiago, para salir a comprar, pero no para venir a otras comunas. La verdad es que no dejamos pasar ni siquiera a ciclistas, nos hemos encontrado con gente que viene a practicar motocross, pero a todos los devolvemos y también a los que no son residentes, les reiteramos que no vengan porque van a ser devueltos, van a perder el viaje y no van a poder pasar”.

Cabe destacar que en estos controles sanitarios que desarrolla la Municipalidad Curicó, como lo principal es la salud de los curicanos, si se llega a controlar a alguna persona que presenta temperatura elevada y síntomas de enfermedad respiratoria, los funcionarios le recomiendan que asista al SAR de Aguas Negras, para que reciba una rápida atención y descartar cualquier probabilidad de contagios por Coronavirus.