La importancia de ser “precisos”

0
653

Hace poco más de un mes y en este mismo espacio editorial, planteábamos la indispensable necesidad de ser objetivos y precisos en el momento de entregar los diarios reportes e instrucciones que el Ministerio de Salud hace a través de radio y televisión.

Este miércoles recién pasado el ministro del ramo, Jaime Mañalich, anunció un “endurecimiento” en las medidas sanitarias adoptadas, debido al aumento de casos de Covid-19 y entre ellas dijo que la edad de cuarentena obligatoria baja de los 80 a los 75 años y se aplica desde el viernes 15, a las 22:00 horas, en todo el territorio nacional.

La autoridad de salud expresó: “Estas personas no deben salir de sus domicilios; tienen que ser asistidas y debe llevárseles el alimento y –esto es muy importante– porque tienen el mayor riesgo y debemos disponer de todas las medidas familiares, sociales o municipales, para que no entren en contacto con alguien que les pueda llevar una infección por coronavirus”.

Vale decir: se entiende que toda persona que tenga 75 años o más en el país, debe guardar una cuarentena obligatoria. 

Pero debió haberse agregado la frase “aunque no esté enferma” para hacer más preciso el contenido y el propósito de la decisión tomada, porque es muy comprensible que el objetivo de la medida sea evitar hospitalizaciones, ventilación mecánica y fallecimientos, pero también los adultos de la tercera y cuarta edad tienen derecho a saber hasta cuándo regirá esta medida (detalle que fue omitido y habrá que presumir que será “hasta nuevo aviso”).

Actualmente, en el mundo la gente no solamente está viviendo más años sino que también llega a la vejez con mejores condiciones de salud física y mental. Hay abuelas que todavía cocinan para ellas y sus propias familias; otros que atienden sus propios negocios y hacen sus propias compras y trámites.

Y con respecto a este confinamiento, uno de los problemas radica en la asistencia que deben tener los adultos mayores, especialmente los que viven solos y necesitan salir, eventualmente, de sus hogares. 

Para ello, deben obtener un permiso temporal en la Comisaría Virtual, el que tiene una duración máxima de tres horas y se usa solo para la compra de alimentos, insumos de primera necesidad o cobrar sus pensiones, cuando sea el caso.