Mayor de Licantén descartó haber intervenido “a favor” de conductor

0
313
En el contexto de la vigente pandemia, tal como en otras comunas de la provincia, Hualañé también dispone de controles de carácter sanitario (imagen de contexto).

Controversia en barrera sanitaria. Gustavo Estrada, jefe de la Segunda Comisaría de Carabineros de Licantén, recalcó que solo actuó de acuerdo a los criterios y a la respectiva norma para el caso.  

LICANTÉN. El jefe de la Segunda Comisaría de Carabineros de Licantén, mayor Gustavo Estrada, descartó haber intervenido “a favor” de un conductor que en una primera instancia no pudo continuar su viaje, luego de enfrentar un control de tipo sanitario ubicado a la altura del cruce Parronal (ruta J-60), en la comuna de Hualañé (barrera instalada por el contexto de la vigente pandemia del Coronavirus). 

Cabe recordar que tras haber recibido antecedentes por parte tanto de funcionarios de la seremi de Salud como del propio municipio, el alcalde Claudio Pucher, manifestó de manera pública su molestia ya que a pesar de que en una primera instancia por provenir de una comuna bajo cuarentena (Recoleta) al citado conductor “se le impidió el paso” en la aludida barrera, tal decisión fue “revocada” por el jefe de la Segunda Comisaría de Carabineros de Licantén, quien en definitiva, autorizó que continuara con su periplo. 

Se trata de una persona que venía viajando junto a dos mujeres, quienes en una primera instancia sí lograron “traspasar” la barrera, quedándose el conductor en tal punto “esperando algún tipo de solución”.

PROCEDIMIENTO

En primer término, Estrada señaló que durante la jornada donde ocurrió el hecho en cuestión, efectivamente llevó a cabo un recorrido por distintos controles, entre ellos, el ubicado en el cruce Parronal.

Fue en ese contexto (el pasado viernes aproximadamente a las 21:00 horas) donde el conductor en cuestión, persona a la que “no conocía”, se encontraba con su vehículo estacionado sin poder avanzar, recalcando que no le habían “dado la oportunidad” para poder justificar la continuación de su viaje, subrayando que por el simple hecho de decir “que se trasladaba a la casa de su madre” le habían negado el paso.

En tal escenario, dicha persona recalcó que portaba documentos para poder acreditar su domicilio. Por lo mismo, le exhibió al citado mayor de Carabineros su licencia de conducir, que fue cursada en la Municipalidad de Hualañé, subrayando de paso que mantenía domicilio en una dirección de la comuna de Licantén, mostrando para ello una boleta de una cuenta de agua, documento que ratificaría aquel punto. 

“Con esos antecedentes, yo no puedo prohibir el paso a nadie, ese derecho puede estar restringido cuando hay antecedentes válidos para poder tomar una decisión como esa”, subrayó Estrada a radio Condell. 

ACCIONAR

Por lo mismo, efectivamente el funcionario policial reconoció que permitió el paso del conductor, con el compromiso de que a primera hora de la jornada siguiente (es el decir, el sábado recién pasado), pudiera dejar un certificado de residencia en la correspondiente unidad de Carabineros, permitiendo de tal manera ratificar todo lo anterior. “Yo solamente actué conforme a lo que la norma y la ley nos dice”, dijo, lamentando las declaraciones emitidas sobre tal caso, por el jefe comunal de Hualañé.

“Para ratificar el domicilio o bien denunciar a una persona que viene desde otra ciudad, el primer documento que Carabineros pide es la licencia de conductor y en esos términos, nosotros hemos devuelto vehículos y los hemos denunciado a la Fiscalía de Licantén. Pero en este caso, la licencia avalaba su domicilio, por lo tanto, yo no podía impedirle el paso”, concluyó. 

Cabe señalar que en lo puntual, el prefecto de Carabineros de Curicó dispuso el desarrollo de una investigación interna, que permita “aclarar” las dudas que por ahora siguen sin ser despejadas.