Golpe a golpe cuestionan sistema deportivo chileno

0
735
“Dediqué por completo a la actividad para traer mejores resultados a Chile en el Boxeo”, reiteró en el 2018 Miguel Véliz.

Expediente. Absoluto malestar dejó plasmado en misiva enviada el 2018 a dirigentes del COCH. Reabrimos el caso tras la desaparición de un brillante deportista maulino.

SANTIAGO. El boxeador maulino Miguel Véliz, colgó los guantes en el 2018 con cierta desidia dejando un  claro testamento de reclamos contra el sistema deportivo en Chile.

En páginas de diario La Prensa encontramos varios reportajes de Miguel Véliz, premiado por el Círculo de Periodistas Deportivos, como el mejor boxeador amateur en los años 2014, 2015, 2016, 2017.  

“Soy un amante del deporte limpio, puro e integral y llevo 12 años dedicando mi vida al deporte y 7 años al alto rendimiento. Luego de haber concluido mi carrera de Ingeniera en Ejecución Informática, me dediqué por completo a la actividad para traer mejores resultados a Chile en el Boxeo. Concretándose importantes logros en mi carrera deportiva, entre éstos: medalla de plata y bronce en Juegos Bolivarianos, medalla de plata y bronce en Juegos Suramericanos y medalla de Bronce en Juegos Panamericanos. Mi último bronce sudamericano no sirvió para mantener mi PRODDAR, dado que fui notificado de exclusión de esta beca que recibía desde el año 2014, del que me siento bastante abrumado ya que me permitía vivir y mantenerme en la ciudad de Santiago, porque soy de Talca. La opción de trabajar en la profesión que estudié no es compatible, ya que este programa no entrega ninguna facilidad, por las cláusulas te prohíben dedicarte a otra cosa que no sea la actividad deportiva como tu prioridad, además ningún trabajo te acepta el hecho de ausentarte tanto tiempo ni tantas veces fuera del país, así que lo mejor fue olvidarse de la opción laboral, cotizar o bancarizarme en el sistema. Condición que no me importaba, dado que soy feliz haciendo el deporte que amo y solo debía notificar cesantía para que no me cobraran el crédito fondo solidario con el que me permitió estudiar”. 

En ese momento agregó: “Agradecido me siento de toda la experiencia vivida como deportista Team Chile, del beneficio monetario que recibí todos estos años, dado que me alcanzaba para ahorrar y pagar a la universidad el crédito suplementario que adicionalmente tuve que pedir para poder estudiar, pero sin embargo dado las circunstancias, a esta altura del partido y los años que tengo (28 años), no puedo seguir invirtiendo mi tiempo en el deporte sin nada de dinero, como en aquellos tiempos en el que era estudiante y era mantenido por mi madre. Al quitarme este beneficio, me dio a entender que los deportistas estamos vulnerables, sin nada seguro que nos proteja en caso de cualquier percance. Solo se nos exige resultados y si los resultados no fueron buenos, te lo bajan o te quitan el beneficio, así de simple y sencillo. Nadie, te respalda, nadie se preocupa realmente de las necesidades que tenemos los deportistas, siendo que existen programas de apoyo que están exclusivamente para esto, como también hay representantes de deportistas, y no digo que no trabajen, sino que jamás me he sentido identificado con ellos, cada realidad de nosotros es distinta. Soy boxeador, de clase media trabajadora, de familia de madre soltera con 3 hijos y me han cortado las alas para seguir siendo un deportista Team Chile y representar a mi país en el Boxeo Olímpico (2018). Por consiguiente ahora Véliz es independiente”. 

DECEPCIONANTE

“Es decepcionante además que el concepto del Olimpismo se haya perdido, que no lo fomenten y que la gente deportista y no deportista, no sepan nada de esto. En mi caso, lo he estudiado, comprendido y desarrollado fuera de mi carrera deportiva, lo que pretendo fomentar y dar a conocer a la comunidad en mi propio gimnasio ‘Real Boxing’. Me decepciona saber que no existe ninguna ley de fomento al Olimpismo para deportistas élite y deportistas que están en desarrollo, para que sean más íntegros, con estudios, dotes artísticos , para los que hayan obtenido resultados se les rebaje su deuda o se eximan de su crédito universitario pedido; tampoco existe la obligación de las universidades de apoyar, dado que solo apoyan con becas a deportes que se realicen dentro de la universidad, pero ¿qué sucede con los demás deportes?, solo es decirles: ‘lo sentimos, pero no podemos becarlo, aunque usted sea el mejor de Chile’, ni porque te dejen participar en campeonatos nacionales por tener un elevado nivel, ni por tu medalla panamericana que el Boxeo no tenía hace más de 20 años, ‘lo sentimos pero no podemos ayudarlo’. Lamento que no exista un programa de apoyo de verdad, que esté con el deportista y los apoyen con lo que realmente necesitan e indicarles los caminos correctos para entrar a todos estos beneficios. 

Ojalá mi testimonio sirva de experiencia para las futuras generaciones”.