Más de 35 vehículos que accedían a la precordillera curicana fueron regresados

0
525
Los controles sanitarios continuarán durante todos los fines de semana, mientras el país enfrente esta emergencia sanitaria.

Irresponsabilidad. La mayoría de ellos se dirigían a hacer deportes o con fines turísticos, a la zona de Potrero Grande.

CURICÓ. Durante este fin de semana largo, la Municipalidad de Curicó intensificó los controles sanitarios en los accesos a la ciudad y en el sector de Potero Grande – Upeo, para evitar la propagación del Covid-19 en la población, esto luego de que en los últimos días el número de contagios por Coronavirus en el país aumentaran considerablemente.

Desde el jueves, los controles se realizaron a los vehículos que accedían a la ciudad por avenida Cavalín, entrada sur Alameda Manso de Velasco, avenida España, avenida Alessandri y Los Vidales, donde, en la mayoría de los casos, las personas manifestaron su agradecimiento por el trabajo que están desarrollando los funcionarios municipales. 

“Se están controlando todos los vehículos que ingresan a la ciudad. No hemos tenido problemas hasta aquí, ha sido todo esto normal, no así en la avenida España donde por ahí nos encontramos con algunas personas que se han molestado. El llamado que hacemos que este es un trabajo de prevención que estamos haciendo para cuidarnos entre todos”, comentó Juan Rafael González, jefe de Recursos Operativos de la municipalidad. 

En Potrero Grande los controles sanitarios tuvieron la participación activa de dirigentes vecinales y Carabineros, quienes el sábado 2 de mayo devolvieron a más de 35 vehículos de personas no residentes que se dirigían a practicar deporte o a hacer turismo.

“Lo que pasa en esta situación es que vienen a hacer actividades recreativas como andar en moto, hay gente que viene de visita al río y eso es lo que nosotros tratamos de evitar, porque hay mucha gente que viene de Curicó o de otras localidades a hacer cosas que, en realidad, en este tiempo que se está viviendo, no se justifican ahora porque no son de primera necesidad. La idea es que la gente se quede en sus hogares y salga a hacer lo justo y necesario”, dijo Víctor González, teniente de la unidad fronteriza.

VECINOS

Con respecto a lo mismo, la dirigente vecinal del sector, Janet Valeria, contó que a la fecha llevan 11 días realizando estos controles sanitarios y llamó a las personas a tener paciencia y a evitar visitar la zona. 

“Hay que tener un poquito de conciencia porque estamos pasando por momentos difíciles. Entendemos que la gente quiera venir. Nosotros no les estamos diciendo que no ven nunca a Potrero Grande, les estamos pidiendo que por favor en este momento no venga. Tuvimos un contagiado, se recuperó, pero nosotros no queremos que como otros sectores rurales que se llene de contagios, eso es lo que estamos protegiendo”, indicó y agregó que “agradecemos mucho al municipio por todo el apoyo que nos ha dado este tiempo y también a carabineros, que han estado trabajando igual con nosotros y eso se agradece”, señaló.   

De acuerdo a lo dado a conocer por Rafael González, los controles sanitarios se continuarán desarrollando todos los fines de semana mientras el país esté con emergencia sanitaria por el Covid-19, con el objetivo de prevenir más contagios en la población curicana que actualmente tiene 42 casos confirmados. El llamado que realiza el alcalde Javier Muñoz, es a quedarnos en casa, para que juntos combatamos la propagación del Coronavirus.