Aprueban declaratoria de la Iglesia “San Luis Gonzaga” de Vilches como Monumento Histórico

0
646
El templo San Luis Gonzaga data de 1860 y es representativo de la arquitectura religiosa rural. Es el primer monumento histórico de la comuna de San Clemente.

Templo. Su construcción data del año 1860, cuando los miembros de la Sociedad de San Luis Gonzaga, encabezados por el sacerdote José Fortunato Berríos, incentivaron levantar la capilla en el sector precordillerano de Vilches, comuna de San Clemente.

TALCA. El Consejo de Monumentos Nacionales (CMN), en su última sesión plenaria, acogió la solicitud de declaratoria como Monumento Nacional, en la categoría de Monumento Histórico (MH), de la Iglesia “San Luis Gonzaga”, ubicada en la localidad precordillerana de Vilches, comuna de San Clemente, así como solicitar a la ministra de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, Consuelo Valdés, la dictación del decreto respectivo.

“Fue una decisión unánime del Consejo de Monumentos Nacionales. La propia comunidad ha impulsado con fuerza esta declaratoria con el propósito de proteger y conservar un inmueble de gran valor histórico, emplazado en un lugar muy especial y cuya construcción se remonta a 1860, en un proceso en el que participó activamente la población local. Hasta hoy es un punto de reunión y encuentro tanto religioso como social y se constituiría como el primer monumento histórico de San Clemente”, destacó el subsecretario del Patrimonio Cultural y presidente del Consejo de Monumentos Nacionales, Emilio De la Cerda.

La seremi de las Culturas del Maule, Pía Soler, recalcó que la solicitud de declaratoria es un esfuerzo de años de la comunidad de Vilches, por el valor histórico, simbólico y religioso del inmueble. 

“Estamos muy feliz de que se haya concretado este sueño. Han sido muchas personas de la comunidad, que han buscado lograr a esta declaratoria. Hemos visto los esfuerzos y el cariño que le poseen a la Iglesia, centro de reunión y, donde hace algunos años atrás, celebramos regionalmente el Día del Patrimonio. Existen muchos elementos del patrimonio cultural material e inmaterial presentes en ella”, enfatizó Soler.

PROCESO

La solicitud fue realizada por Luis Alberto Moreno, presidente de la Cámara de Turismo Rural Vilches, en conjunto con organizaciones del sector Vilches, y se basa en que la Iglesia “San Luis Gonzaga” de Vilches es el único ejemplo en la comuna de la arquitectura religiosa rural, característica de la Región del Maule, y que ya cuenta con varias iglesias declaradas MH, como el Templo Parroquial del Niño Jesús de Villa Alegre, la Iglesia Parroquial de Nirivilo, el Santuario Inmaculada Concepción de Corinto y la Parroquia San Ignacio de Empedrado, entre otras.

El propietario del templo es el Obispado de Talca, y administrado por la Parroquia de San Clemente. Su construcción data del año 1860, cuando los miembros de la Sociedad de San Luis Gonzaga, encabezados por el sacerdote José Fortunato Berríos, incentivaron levantar la capilla en el sector precordillerano de Vilches. La edificación toma como referencia la arquitectura rural en base a materiales propios de la zona, y la comunidad de Vilches participó activamente en la construcción del templo.

Con la construcción de la iglesia, donde destaca el uso de adobe y ladrillo cocido para muros, piedras para las fundaciones, madera de roble para la estructura de techumbre y las carpinterías de terminación, el sector se consolidó y su población aumentó por la conectividad hacia la precordillera otorgada por la extensión de la vía férrea desde Talca a Corralones, hacia a principios del siglo XX. 

Entre 1920 y 1930 se construyeron recintos hoteleros que potenciaron la actividad turística en Vilches, influyendo en la vida social y religiosa que se conformaba en torno a la iglesia y que se mantiene vigente hasta la actualidad.

El conjunto del templo, casa parroquial y sala de reuniones –que ocupan poco más de 3 mil metros cuadrados-, tiene un rol primario en relación al ambiente natural y generosa vegetación que lo rodea, siendo reconocido como un hito en el sector por los vilchanos. Las construcciones se emplazan en el terreno gracias a un trabajo de nivelación de la topografía con pendiente natural, lo cual supuso un trabajo innovador para el sector que permitió establecer esta iglesia rural en esta zona precordillerana de la región.