No podemos relajarnos

0
351

La semana pasada recibimos una lluvia esperanzadora tras meses sin recibir ni una sola gota. Y como dicen, después de la tormenta viene la calma. Y así fue, pues luego vinieron días en los que el sol iluminó nuestro territorios y nos regaló días con agradables temperaturas.

¿Muy lindo cierto? El problema es que muchas personas aprovecharon esos días para salir a pasear e incluso pudimos ver imágenes de familias caminando por parques y alamedas, de la mano, sin mascarillas, personas que no cumplían con la distancia física que tanto nos han pedido que mantengamos. 

Ese escenario habría sido una verdadera postal en otros tiempos. Ahora no. Ahora es una imagen de la irresponsabilidad plasmada en las calles, de personas que aún no entienden nada y creen que lo peor ya pasó.

Pues a ellos les decimos que eso no es así. Lo peor no ha pasado. De hecho las mismas autoridades de Salud, aseguran que durante esta semana las dos que vendrán, Chile estará viviendo el peack de contagios en esta pandemia por el Coronavirus. Y parece que muchos deciden por si mismos que eso no es así.

Este domingo el mismo alcalde de Curicó, confirmó que un funcionario municipal dio positivo por contagio por Covid-19. Una persona que estaba dedicada a cumplir con su trabajo y que ahora se encuentra en cuarentena junto a quienes tuvieron contacto con él o ella. Hay que entender que cualquier persona puede contagiarse. Nadie es inmune, aunque así quieran creerlo.

Se viene un nuevo fin de semana largo y esos mismos irresponsables que creen que esto nos los tocará, tratarán de seguir viviendo como lo habrían hecho hace tres meses, tratando que llegar a su casa en la playa o en la cordillera. A ellos es a quienes van dirigidas estas líneas, pues su actitud egotista e indolente es la que la comunidad repudia.

Ya se ha dicho, ya sea por tierra, por mar o por aire, haciendo referencia a quienes tomaron sus helicópteros y salieron, las autoridades los van a detener y los van a devolver, porque hay que recordar que no es una recomendación: está prohibido desplazarse a segundas viviendas. 

Es de esperar que el mensaje se entienda esta vez y no tengamos que ser testigos de las mismas escenas que se vieron en el fin de semana largo por Semana Santa.