Autoridades valoran que internos de cárceles de Molina y Curicó elaboren sus propias mascarillas

0
452
Director regional de Gendarmería, coronel José Luis Meza, destacó el trabajo realizado en ambos recintos.

Para evitar posibles contagios de Coronavirus. Durante las visitas a diversos centros penales se han fiscalizado los protocolos sanitarios, además de verificar el acceso a la defensa de las personas privadas de libertad.

CURICÓ/MOLINA. Un intenso trabajo en terreno se encuentra realizando el seremi de Justicia, Germán Verdugo, en coordinación con la Defensoría Regional del Maule, Gendarmería Regional y la seremi de Salud, quienes han recorrido diversos centros penales de la región, con el fin de dialogar con los privados de libertad y así transmitir las medidas que se están adoptando para prevenir contagios por Covid-19.

De esta manera, el tercer operativo de defensa y salud se llevó a cabo en las cárceles de Molina y Curicó, donde las autoridades pudieron constatar el estado de las instalaciones, como la enfermería, los comedores y bodegas, además de conversar con los internos sobre las preocupaciones que tienen en el contexto de la emergencia sanitaria.

Al respecto, Germán Verdugo, seremi de Justicia y Derechos Humanos, señaló que tras conversar con representantes y monitores de los diferentes módulos “han manifestado tranquilidad y transmitido el interés de colaborar y contribuir para evitar que esta pandemia ingrese a los recintos penitenciarios. Desde ese punto de vista, estoy relativamente tranquilo, pero siempre con la preocupación permanente para seguir fiscalizando”.

DEFENSORÍA

Un análisis similar realizó el defensor regional, José Luis Craig, al indicar que “la Defensoría no va a dejar de intentar sacar a la mayor cantidad de gente de las cárceles, porque sabemos que es un foco de riesgo muy importante. No vamos a abandonar la línea de revisar las prisiones preventivas, trabajar en reconsideraciones de la libertad condicional y eventuales amparo, además de supervisar la salida de los internos a través de la Ley de Indulto Conmutativo”.

Craig, agregó que “en Molina nos llevamos una agradable sorpresa, en el sentido de que Gendarmería les permitió a los internos ingresar celulares para hacer videollamadas por turnos y eso está funcionando bastante bien para bajar la ansiedad”.

MASCARILLAS

En ambas visitas, se constató además, el trabajo que realiza la población penal, quienes elaboran las mascarillas que usan ellos y el personal de Gendarmería. “Hemos tomado todas las medidas que han estado a nuestro alcance para poder salvaguardar su integridad física y psicológica. Hay que destacar su comportamiento, pues han colaborado sabiendo que es un tema de salud pública”, valoró el director regional, coronel José Luis Meza.

Durante los recorridos por las unidades penales de Molina y Curicó, se fiscalizaron las áreas de acceso y de cuarentena preventiva, los sectores de alimentación, patios comunes, enfermería y cárceles en general, las que son sanitizadas dos veces al día y cuyo procedimiento se repite cada vez que alguien externo ingresa a las dependencias, según informó Greco Puentes, encargado provincial de acción sanitaria de la seremi de Salud del Maule.