Experto advierte que fenómeno de “La Niña” podría intensificar aún más la megasequía en la zona central

0
492

Estudio. Agroclimatólogo de la Universidad de Talca, Patricio González, anticipó que podría generar un déficit del 70% de lluvias.

TALCA.  El agroclimatólogo de la Universidad de Talca, Patricio González Colville, expresó su preocupación por los efectos que puede provocar un eventual fenómeno de La Niña en la zona central del país. El académico sostuvo que este podría aumentar los niveles de la sequía imperante hace ya varios años y, por consiguiente, reducir aún más las reservas de agua.

Añadió que el evento de “La Niña” es un enfriamiento, entre medio a un grado del agua superficial de la zona ecuatorial del Océano Pacífico, lo que “normalmente afecta al bloqueo de las precipitaciones de la zona centro-norte de Chile. “Eso hace que la sequía provocada por el cambio climático, con un déficit anual del 40% de agua, suba al 70%. Intensifica la megasequía causada por el cambio climático”, enfatizó.

“Ahora se están generando algunas condiciones en el Océano Pacífico Ecuatorial-Central, con un enfriamiento en torno a medio a un grado, lo que podría hacer posible tal evento durante el invierno del hemisferio sur, en este caso Chile, durante los meses de mayo a agosto”, dijo el académico de la Universidad de Talca.

DÉFICIT

El experto recalcó que si este enfriamiento evoluciona, hará posible que el anticiclón del Pacífico se robustezca y bloquee aún más las lluvias, generando un déficit que según indicó “sería bastante dramático para el aporte de los embalses y las aguas subterráneas, y obviamente para la temporada de riego 2020-2021”.

Apuntó que estas condiciones podrían no solo verse con dureza en la zona centro-norte del país, sino también en el Maule, región que se nutre mayoritariamente a través de aguas subterráneas, pero al no cargarse por falta de lluvias aumentaría su déficit, lo que podría desencadenar no solo en racionamiento en el secano costero, tal como ya sucedió, sino también en el Valle Central.

“Normalmente un evento de La Niña se define durante tres meses con la temperatura del mar continua, entre medio a un grado bajo lo normal. Hasta ahora tenemos un mes, que es abril, habría que ver qué sucede en mayo. Si vuelve a bajar o se mantiene, estaremos en condiciones de decir que este año afectará el evento de La Niña. Los modelos dinámicos y estadísticos, están pronosticando, entre un 60 a un 70%, que este evento va a continuar”, dijo.