“No es contradictorio proteger la salud de las personas y garantizar la calidad de vida de nuestros compatriotas”

0
510

Pandemia y recesión. “Es necesario entender que vamos a vivir con una “Nueva Normalidad”, que nos invita a cuidarnos desde la perspectiva de la salud, pero también nos insta a hacernos cargo de cómo podemos seguir generando trabajo, empleo y crecimiento, para poder enfrentar otra consecuencia de esta pandemia que vamos a vivir como país y en todo el mundo, que es la recesión económica”, aseveró el vocero regional. 

TALCA. Refiriéndose al discurso que el Presidente Sebastián Piñera entregó en cadena nacional la noche del domingo, donde junto con llamar a los funcionarios públicos a retomar sus funciones de manera gradual, instó a la ciudadanía a asumir lo que el mandatario denominó como “Nueva Normalidad” ante la pandemia del Covid-19, el seremi de Gobierno del Maule, Jorge Guzmán, aseveró que no es contradictorio ese mensaje presidencial.

“Tan importante como proteger la salud, también tiene que ver con proteger los empleos y la calidad de vida de las personas, ya que eso igual afecta su salud y la vida de nuestros compatriotas. Por lo tanto el Gobierno actualmente no sólo se está haciendo cargo de las necesidades sanitarias, sino que también de las consecuencias económicas que tendrá esta pandemia”, sostuvo el vocero regional en entrevista con La Prensa.

DIÁLOGO

¿No cree Ud. que a la ciudadanía le puede parecer contradictorio y generar cierta confusión el hecho que por un lado se le esté pidiendo a la gente quedarse en casa, se mantengan las restricciones de movimiento, el toque de queda y la cuarentena en varias comunas del país; y por otro lado, el Gobierno esté llamando a un importante número de personas a que vuelvan a sus lugares de trabajo de manera presencial?

“No existe una contradicción entre proteger la salud de las personas y preocuparnos de garantizar la calidad de vida de nuestros compatriotas. Es por eso que el Gobierno ha hecho un llamado a los funcionarios públicos para que de forma gradual, y siempre respetando a aquellos trabajadores y funcionarios que están en mayor riesgo; que puedan ir volviendo paulatinamente a sus labores habituales, porque es la propia ciudadanía la que requiere de los servicios públicos operando. Insistimos en que esto va a ser gradual y que se va a excluir de este retorno a los adultos mayores, a los trabajadores vulnerables, a los enfermos crónicos, a las mujeres embarazadas o aquellos funcionarios que no puedan reintegrarse a sus funciones. Pero además la reincorporación trae como obligación a los servicios públicos, el hacerse cargo de mantener las medidas que ha recomendado la autoridad sanitaria, lo cual significa implementar los protocolos de seguridad, los distanciamientos sociales, las mascarillas y el lavado permanente de manos; y también tener los insumos necesarios, para que se pueda dar cumplimiento a estas obligaciones. Entonces insistimos que no es contradictorio el mensaje, porque nosotros tenemos que garantizarle la salud a las personas, pero también tenemos que garantizar que puedan seguir cumpliendo sus obligaciones con la calidad de vida que ello requiere, con el apoyo siempre de los servicios esenciales”.

En la Región del Maule y en la ciudad de Talca, en particular, durante los últimos días se ha producido un aumento explosivo de casos de Covid-19; e incluso, se ha declarado un brote de la infección en el Hospital Regional; así como en la Dirección Regional de Indap, donde ya se ha producido una lamentable víctima fatal. ¿En ese escenario, cree Ud. sinceramente que, al menos en esta zona del país, están dadas las condiciones para que los funcionarios públicos vuelvan a sus labores habituales?

“No solamente en esta zona, sino que en todo el país, nosotros tenemos que entregar las condiciones para garantizar el gradual y paulatino retorno de los funcionarios públicos, al cumplimiento de las labores más esenciales. Y esto porque tenemos que seguir entregándole alternativas, solución y dando apoyo a las personas que requieren de los servicios públicos. Por tanto sí estan dadas las condiciones, pero nosotros tenemos hoy día una obligación tan importante como es implementar en los servicios públicos todas las medidas sanitarias que nos ha pedido la autoridad, a fin de proteger la vida y la salud de los funcionarios públicos”. 

Varios alcaldes de esta región y de otras comunas del país, así como el Colegio de Profesores, han expresado su rechazo al retorno a clases de los escolares mientras siga la pandemia del Coronavirus. ¿Cómo el Gobierno va a conciliar esta posición contraria de actores importantes del sistema educativo al regreso a clases, cuando esta decisión deba hacerse efectiva, en mayo próximo, según lo anunciado por el Presidente?

“El Gobierno tiene la obligación, en primera instancia, de proteger la salud y la vida de las personas. Es así como el regreso a clases se ha postergado y ya no será el 27 abril, sino que en mayo de acuerdo a un plan que será dado a conocer prontamente. El objetivo de este plan es que los estudiantes vuelvan con todas las garantías y por lo tanto, se va a trabajar junto con los organismos técnicos y los consejos asesores, para que los alumnos puedan volver de forma gradual y puedan ir retomando las clases. Quiero ser categórico en el sentido que nuestra primera prioridad es garantizar la salud de los estudiantes y de las comunidades educativas, para lo cual hay que tomar las medidas de protección que nos entrega la autoridad sanitaria. Si bien es cierto se ha buscado distribuir algunos insumos, para que los alumnos puedan seguir estudiante desde sus hogares, claramente nada reemplaza la educación presencial trabajando en clases con sus profesores y sus compañeros, lo que les va a permitir seguir desarrollándose. 

¿Cuál es, a su juicio, la “Nueva Normalidad” a la que deben adaptarse las familias chilenas para convivir con el Coronavirus, según lo expresado por el Presidente Piñera en su mensaje del domingo?

“Como el Presidente lo decía el día de ayer (anteayer), nuestro país y nuestras vidas es muy posible que no vuelvan a la normalidad que nosotros teníamos hace un tiempo. Y esto porque el Coronavirus es una nueva enfermedad que no estaba presente, que recién se está investigando, y posiblemente no tendremos una vacuna eficaz y masiva en un tiempo corto. Incluso el Presidente sostuvo que podrían pasar hasta dos años. Por tanto tenemos que acostumbrarnos a convivir con esta “Nueva Normalidad” que significa mantener las recomendaciones que nos han hecho las autoridades sanitarias, evitando las aglomeraciones o el contacto físico y mantiendo las medidas de protección personal, pero al mismo tiempo asumir paulatinamente las labores habituales. Este es un partido que se juega a dos tiempos que son paralelos: Uno que es evitar los contagios, la propagación y atender las necesidades de salud; y otro que tiene que ver cómo enfrentamos esta inminente crisis económica, que al parecer sería la más importante a nivel mundial desde la Crisis de 1929. Por ello tenemos que estar a la altura, cuidarnos y al mismo tiempo adaptarnos a esta nueva normalidad que nos ha propuesto el Presidente”.