“El dopaje no es un delito en Chile”

0
949
Jorge Cancino, presidente de la Comisión Nacional de Control Antidopaje, graficó temas relevantes sobre el dopaje de los deportistas.

Problemática. El presidente de la Comisión Nacional de Control Antidopaje, aclaró las acusaciones que azotan al deporte chileno y explica la precariedad del sistema de control.

El presidente de la Comisión Nacional de Control de Dopaje (CNCD) Jorge Cancino, ha debido soportar por casi un mes una cuarentena en la que el teletrabajo lo tiene avanzando en la redacción de sus investigaciones universitarias relacionadas con la fisiología del deporte, su especialidad. Pero además está siguiendo las confesiones de dopaje y antecedentes de redes que propician el juego sucio que durante la cuarentena remecen al ciclismo chileno en particular.

PLANES

La Comisión Nacional de Control Antidopaje, tiene como misión de llevar un plan de control programado, tanto en competencia como fuera según normas de la WADA (Agencia Mundial de Control del Dopaje). 

“Eso es lo que hacemos y lo que venimos haciendo. Es evidente que en estas acusaciones que se están haciendo entre deportistas no tenemos mucho que hacer al respecto. Hay un deportista que describe con nombre y apellido en esta red de dopaje”, explica el presidente de la CNAD) Jorge Cancino.

“Con las herramientas que hoy tenemos, hay dos opciones. Una es que un deportista puede entregar información que permita ser casual de lo que se denomina una ayuda sustancial. En este caso, un deportista sancionado podría solicitar esa opción y de comprobarse, el Tribunal podría eventualmente reducir su sanción. La otra es que como Comisión tenemos la posibilidad de que cuando recibimos alguna información, siempre que llegue formalmente, podemos hacer nuestras investigaciones y con ello realizar controles frecuentes y dirigidos. No tenemos más opciones. Es claro que para tener apoyo de control y lucha de dopaje más sólida, se necesita una ley antidopaje, sin duda. Con una ley, situaciones como las que aparecen en un diario podrían ser investigadas por las policías. El porte, el consumo y todo lo que tenga que ver con las sustancias prohibidas en Chile ni siquiera son faltas éticas para la Ley, puesto que muchas de estas sustancias son de uso terapéutico, y eso no se puede sancionar. Por eso, con una ley antidopaje, también puedes involucrar a aduanas para controlar el transporte de sustancias que pese a estar dentro del marco legal, pueden ser utilizadas para cometer infracciones a las normas de dopaje. He visto que es la voluntad de las autoridades avanzar hacia ello”.

¿Es urgente crear una ley antidopaje?

“Sí. Están las voluntades y debemos recoger las buenas prácticas de otros países, que van avanzando a ella. Existe una red internacional de buenas prácticas en el control de las sustancias prohibidas, que incluye a la Interpol”. 

UNA LEY

“En noviembre asistimos a una reunión mundial en Medellín, donde estrechamos lazos para ir aportando como CNCD para una ley antidopaje. Con ella, se fortalecerían los trabajos de control, porque se establecerían algunas infracciones como delito, y las policías investigarían y desbaratarían redes de dopaje, porque pese a todos los antecedentes la CNCD no puede hacer mucho. Lo que hacemos es lo que está a nuestro alcance: controles dirigidos, acusamos en casos de resultados analíticos adversos y el Tribunal de Expertos en Dopaje (TED) sanciona. Pero necesitamos una ley antidopaje”.

Finalmente, Cancino aseguró que “nosotros no podemos hacer más, porque no está dentro de nuestras facultades. Es más, si hiciésemos una denuncia a la Justicia, no serviría de nada porque el dopaje no es un delito en Chile. Si tuviéramos una ley en la materia, todas esas denuncias serían investigadas. Entonces seguirán cayendo deportistas tramposos, pero no quienes suministran y coordinan su dopaje”.