Índice de Confianza Empresarial para el Maule retrocedió a “pesimista” en marzo

0
533
En medio de la pandemia por el Covid-19 el Índice de Confianza Empresarial (ICE) del Maule, mostró que se acentúa la percepción negativa de la economía en varios sectores productivos.

Percepción negativa. Índice elaborado por la Universidad Autónoma de Chile con apoyo de la Universidad del Desarrollo y la Asociación de Industriales del Centro (Asicent), constató en este período que la confianza empresarial mostró que se acentúa la percepción negativa de la economía en varios sectores productivos.

TALCA. La confianza empresarial de la región, medida por el Índice de Confianza Empresarial (ICE) del Maule, cayó a nivel “pesimista” durante el mes de marzo, constatando la tendencia que ha venido registrando el indicador desde fines del año pasado e incluso mostrando en este período que se acentúa esta negativa percepción en varios sectores económicos locales.

Según indica el informe elaborado por la Facultad de Administración y Negocios de la Universidad Autónoma de Chile con apoyo metodológico de la Universidad del Desarrollo y el aporte en la región de la Asociación de Industriales del Centro (Asicent), el indicador registró caídas en los cinco principales sectores, ubicándose la confianza de todos ellos como bastante pesimista, aunque solo en dos cayó de nivel el mes de marzo. 

De esta manera, el índice constata que en los sectores Comercio y Construcción la confianza disminuyó dos niveles, desde “moderadamente pesimista” hasta “muy pesimista”. 

Por su parte, en los sectores Financiero, Industria y Agrícola, la confianza se mantuvo “pesimista” en los dos primeros y “moderadamente pesimista” en el último. Respecto de igual período del año anterior, todos los sectores mostraron retrocesos significativos de la confianza empresarial.

El informe agrega que cuatro de las seis principales percepciones se mostraron más pesimistas, una mantuvo su nivel y una atenuó su pesimismo. Dentro de las primeras, resalto la caída de dos niveles de la percepción sobre la Situación del negocio y la Situación de la economía, que en ambas retrocedió desde “moderadamente pesimista” hasta “muy pesimista”; también se registró un mayor pesimismo en la perspectiva sobre la Dotación de trabajadores, que cayó dos niveles, desde “pesimista” hasta “extraordinariamente pesimista” y la de Demanda nacional que retrocedió desde “muy pesimista” hasta “extremadamente pesimista”. Por su parte, la perspectiva sobre el Precio de los insumos se mantuvo “moderadamente pesimista”, mientras que la relativa a la Posición de inventarios avanzó desde “moderadamente pesimista” hasta “levemente pesimista”.

RAZONES

El ICE Maule indica que en marzo, el incremento del pesimismo observado en el sector Construcción, se generó principalmente por una posición menos optimista sobre la demanda nacional, la evolución de las ventas y contratación de trabajadores en los siguientes tres meses. 

En Comercio, por su parte, el retroceso se originó producto de una caída en la evolución de las ventas en los últimos tres meses y una posición más pesimista respecto de la demanda nacional. 

Por su parte, en los sectores Financiero, Industria y Agrícola, aunque el indicador retrocedió, la confianza se mantuvo “pesimista” en los dos primeros, y “moderadamente pesimista” en el último.

En relación a las principales percepciones, el retroceso que registró en el mes la Situación de la economía se generó principalmente en los sectores Industria y Comercio. La percepción relativa a la Dotación de trabajadores retrocedió impulsado en mayor medida por Construcción, seguida por los sectores Comercio e Industria. La relativa a la Situación del negocio disminuyó presionada por los cinco sectores, destacando algo más la Construcción. 

Por su parte, la percepción sobre la Demanda nacional retrocedió principalmente debido a Comercio y Construcción, la relativa al Precio de los insumos se mantuvo “moderadamente pesimista” y la correspondiente a la Posición de inventarios avanzó desde “moderadamente pesimista” hasta “levemente pesimista” producto de una mejora en el sector Construcción.