Advierten sobre colapso del cementerio parroquial de Molina

0
3560
Por estos días, la cantidad de nichos disponibles en el Cementerio Parroquial de Molina es “mínima”.

Preocupación. Para generar una salida a tal escenario, párroco de la comuna, además de la alcaldesa han solicitado la donación de un terreno que colinda con dicho recinto, cuyo propietario es uno de los empresarios más importantes de nuestro país. 

MOLINA.  No más de cerca de 20 nichos es el espacio que dispone por estos días el Cementerio Parroquial de Molina, escenario que ha encendido las alertas tanto entre quienes administran aquel recinto como en las autoridades de la zona. 

Si bien se trata de un colapso que fue proyectado hace un tiempo atrás, a pesar de las gestiones que se llevaron a cabo para evitar dicha situación, por estos días la realidad indica otra cosa, más aún con la vigente emergencia sanitaria que presenta nuestro país ligada al Coronavirus. 

Como indicábamos se trata de un recinto de larga data (cerca de 150 años) administrado por la Parroquia de Molina, por lo que frente a tal escenario, en su debido momento, el párroco, Mauricio Jacques, comenzó a realizar una serie de gestiones destinadas a obtener algún terreno de cara a una hipotética ampliación. 

Considerando que aquel camposanto colinda con un terreno de la Viña San Pedro, sumado a la ausencia de recursos para ser destinados a tal ítem, el religioso planteó de manera personal al empresario Andrónico Luksic Craig (dueño de Viña San Pedro) la posibilidad de que donara una parte de aquella propiedad, a fin de destinarla para tal objetivo. 

Por dar un ejemplo, el evidente colapso se presenta en que ya no hay espacios para poder construir nichos en altura. La única posibilidad de poder generar “cupos” sería ya sea a través de la reducción de nichos o bien en el traslado de estos a otros cementerios.  

ALCALDESA

Como indicábamos, tal escenario también ha generado una evidente preocupación en las autoridades locales, entre ellas la propia alcaldesa de Molina, Priscilla Castillo. Si bien desde hace algunos años dicha comuna dispone de otros dos cementerios, se trata de recintos que están bajo la administración de privados. 

Por lo mismo, la jefa comunal envió una carta hacia el empresario Andrónico Luksic, donde le vuelve a plantear la inquietud en su momento expresada por el párroco de Molina. 

“Este año no ha sido fácil para nuestra comuna. Vivimos el incendio forestal más grande del país y ahora nos afecta enormemente la pandemia del Covid-19. Hace algunos años atrás, nuestro cura párroco, Mauricio Jacques elevó una solicitud de manera personal a usted para la donación de un terreno perteneciente a la viña (San Pedro) y que colinda con el cementerio parroquial de Molina. En esta crisis tenemos un gran problema: solo queda capacidad para 20 difuntos en este cementerio. Es por esto que de manera urgente acudimos a usted recordando su favorable disposición a esta petición y la premura que hoy tiene para toda la comuna de Molina la ampliación de este cementerio parroquial”, indica en sus párrafos centrales dicha misiva firmada por la alcaldesa Priscilla Castillo al citado empresario.