Fiscalía investigará posible negligencia en diagnóstico tardío de Coronavirus de joven fallecida en Romeral

0
570
Julio Contardo dispuso investigar el caso de la mujer fallecida en Romeral y a quien le detectaron Coronavirus después de fallecida.

Fiscal regional, Julio Contardo. También se refirió a los delitos no habituales que se están cometiendo en el contexto de pandemia, como infracción a las resoluciones y regulaciones de la autoridad sanitaria y administrativa.

TALCA. Por el posible delito de negligencia, el Ministerio Público investigará el caso de una mujer de la comuna de Romeral y a quien le detectaron Coronavirus después de fallecer de otra enfermedad.

Esta situación no advertida de Covid-19, hizo que la víctima en vida tuviera contacto con personal de salud y familiares e incluso, tras su deceso, con personas que asistieron al velatorio y posterior sepelio.

El fiscal regional, Julio Contardo, declaró ayer que “sin esperar una denuncia y con los antecedentes que disponemos al respecto, he instruido a la Fiscalía local de Talca, que inicie una investigación respecto de este hecho, por una eventual negligencia”.

Agregó que “todos los hechos deben ser investigados y el Ministerio Público, teniendo conocimiento de cualquier hecho que revista carácter de delito, necesariamente va a dirigir la investigación contra quién o quiénes resulten responsables”.

Incluso, el intendente, Pablo Milad, dijo el lunes que este hecho era una negligencia y esto generó una controversia con el ministro de Salud, Jaime Mañalich. Milad, ayer tuvo que retractarse.

DELITOS

En otro aspecto, Julio Contardo señaló que en el contexto de la pandemia, se están cometiendo delitos no habituales y que se vinculan con infracciones a las resoluciones y regulaciones dispuestas por la autoridad sanitaria y administrativa.

“Como se sabe, se ha decretado un Estado de Catástrofe y en virtud de ello el toque de queda, cuyo incumplimiento constituye un delito que implica privación de libertad de entre 61 y 541 días de cárcel y una multa de $300 mil a $1 millón”.

Explicó que la persona que no obedece el toque de queda, es detenida y trasladada a un recinto policial. Subrayó que la reiteración de esta conducta, será tratada con mayor rigurosidad por la Fiscalía.

Dijo que en el caso de los diagnosticados con Coro-navirus, que infrinjan la cuarentena obligatoria, también cometen un delito de extrema gravedad contra la salud pública, con una penalidad que puede llegar a los 5 años y 1 día de prisión y una multa máxima cercana a $1,5 millones.

“En caso de incumplimiento de la cuarentena, la autoridad sanitaria puede trasladar y aislar, manteniendo en esta condición a personas infectadas por el virus, a recintos que han sido especialmente destinados por la autoridad sanitaria”.

“Por otro lado, existen infracciones como la prohibición de desplazarse a una segunda vivienda; quebrantar el uso de mascarillas en el transporte público y privado, faltar el respeto a funcionarios o incumplir el cordón sanitario que la autoridad ha establecido. Las multas van desde los $50 mil a $300 mil, aproximadamente”.

El fiscal regional informó también que en el Maule, se están investigando 967 casos de delitos relacionados con la emergencia sanitaria, concentrados en Curicó, Molina y Talca. El 90% corresponde a infracciones al toque de queda.

OTROS ILÍCITOS

En cuanto a la comisión de otros delitos durante el primer trimestre de este año, Contardo indicó que ha habido un aumento de las estafas, robos en lugar no habitado y contra la salud pública. Por el contrario, han disminuido los delitos asociados al estallido social, como los atentados o amenazas contra la autoridad, desórdenes públicos y apremios ilegítimos.