2.500 personas fueron devueltas a sus residencias de origen tras intentar vacacionar en el Maule durante Semana Santa

0
508
El intendente Pablo Milad, participó en los controles vehiculares y de personas que hubo durante Semana Santa en lugares claves de la región. (Foto Intendencia del Maule).

Porfía. Pasajeros que quisieron resistirse a medida sanitaria, fueron denunciados a la Fiscalía y arriesgan elevadas multas y una acción penal.

TALCA. Pese al insistente llamado de las autoridades, en el sentido de permanecer en sus casas para evitar contagios con Coronavirus, hubo quienes durante el fin de semana Santo quisieron dárselas de listos y llegar hasta lugares de destino turísticos en son de “vacaciones”.

Pensando que a la región arribarían familias de otros puntos del país o de comunas maulinas a zonas del litoral o la precordillera, es que en días previos al largo festivo, fueron habilitados más puntos de control sanitario, precisamente, para evitar los viajes hacia segundas viviendas. En total hubo 64 puntos de chequeo.

De acuerdo al balance entregado por el jefe de la Defensa para el Estado de Catástrofe en el Maule, general de Brigada Patrice Van de Maele, entre el 8 y 12 de abril fueron controlados cerca de 31 mil vehículos y de los cuales 1.000 fueron devueltos a sus residencias de origen. En total, fueron 2.500 personas las que no pudieron llegar a la playa u otros sitios de descanso.

Tampoco llegaron aeronaves a los aeródromos de Curicó, Torca y 4 Pantanos, esto último, en la comuna de Vichuquén.

“Hubo buen trabajo en equipo, bien coordinado. Recorrimos los centros turísticos y no estaban ocupados como segunda vivienda y las personas que se resistieron o pusieron algún tipo de obstáculo para devolverse, fueron denunciados al Ministerio Público y esta sanción puede ser de 1 a 50 UTM”, dijo a su vez el intendente, Pablo Milad.

La máxima autoridad regional dijo que el comportamiento de la gente en términos generales fue relativamente bueno, en el entendido que no puede haber desplazamiento a una segunda vivienda.

“Debo felicitar a los municipios y los alcaldes por la disposición de habilitar 64 puntos preventivos sanitarios en todas las comunas y eso permitió un control de traslado de personas. Esto significó hacer un recorrido de verificación en todos los puntos, a través de los Gobernadores, jefe de la Defensa, verificando que había un control estricto”.

COMERCIO

Por otro lado, el intendente aseveró que hoy debería quedar zanjado un acuerdo con la Cámara de Comercio de Talca, respecto del funcionamiento de sus establecimientos asociados en días hábiles y fines de semana, esto, para evitar aglomeraciones como ha venido ocurriendo últimamente, en particular sábado y domingo. 

Si bien con los gremios de Curicó y Linares esto está definido, ha sido en esta capital regional donde ha habido más resistencia de los comerciantes de ponerse límites horarios para atender público. La propuesta de la autoridad es trabajar de lunes a viernes, hasta las 16:00 horas y cerrar por completo, en fines de semana.

“Pero hay una disposición y conciencia cívica y sanitaria importante. Faltan definir detalles y mañana (hoy) anunciaremos el acuerdo que será respecto de todo el comercio regional”.