Califican de “impresentable” la demora que hubo para detectar Covid-19 a joven que falleció en hospital de Talca

0
440

Denuncian precariedad en proceso diagnóstico. “Independiente de su enfermedad de base, lo grave es que presentando síntomas, no se le haya aplicado el test para Coronavirus, lo que expuso a familiares, equipos de salud e incluso a quienes asistieron a su funeral”, plantearon. 

Curicó. Su preocupación por la precariedad con que cumplieron los protocolos y guías para el diagnóstico de Covid-19, en el caso de la joven romeralina (Fabiola Machuca) fallecida en el hospital de Talca, plantearon la senadora por el Maule, Ximena Rincón, y la consejera regional por la provincia de Curicó, Cristina Bravo, quienes con antecedentes aportados por la familia de la paciente lamentaron que, en su caso, pasaran dos semanas para su diagnóstico con Coronavirus, el que se produjo una vez fallecida y, por cierto, imposibilitó su atención temprana.

“Estamos en contacto con la familia y más allá del dolor que sienten, lo que nos han pedido es que la demora en la aplicación del test de detección de Coronavirus no la sufra nadie más. Independiente de su enfermedad de base, lo grave es que presentando síntomas desde el 25 de marzo, no se le haya aplicado el test, lo que expuso a sus familiares y entorno cercano a no recibir atención temprana y a que los equipos de salud que la trataron e incluso a personas que asistieron a su funeral, no tomaran las medidas de precaución, pues recién el 7 de abril y una vez fallecida, se confirmó la presencia del Covid-19”, precisaron.

Para la senadora por el Maule, el caso de la joven madre de Romeral, de 21 años, no hace sino confirmar que se debe mejorar el proceso de diagnóstico, lo que a su juicio pasa por implementar testeo gratuito, masivo y capacidad de procesamiento.

“No puede haber barrera de entrada económica ni tampoco inhibición alguna por parte de los equipos médicos a hacer testeo. El caso de esta joven, es grave, porque no se ha seguido ningún protocolo para la detección ni tampoco para la protección de la familia, una vez que se conoció que tenía Covid-19. Es por esto, que llamo a las autoridades a aclarar lo ocurrido, pues es impresentable y habla del poco trato que se tiene con las personas más desposeídas”, aseguró.

NO DIO GARANTÍAS

La consejera regional, Cristina Bravo, en tanto, recalcó que en este caso el proceso no dio garantías, toda vez que la joven presentó fiebre alta y dolor de garganta el 25 de marzo, síntomas claros de sospecha de presencia Coronavirus, pero no se le diagnosticó sino hasta el 7 de abril, con ella fallecida.

“En su dolor, lo que la familia nos ha pedido es que esto no se repita. Esta situación le afecta a ella y a la comunidad de Romeral, por lo que pedimos que la autoridad sanitaria implemente de manera urgente la realización de los exámenes que sean necesarios para pesquisar posibles contagios y, a la vez, revisar el protocolo para que esto no vuelva a ocurrir, pues puso en riesgo a mucha gente y equipos de salud, tan necesarios en este momento”, concluyó.