La cruzada forestal que salvó a Constitución

0
444
El trabajo coordinado entre grandes y pequeñas empresas forestales, bomberos, equipos de emergencia locales y Conaf, permitió salvar con éxito la emergencia.

A las 21:00 horas del martes 10 de marzo, por razones que están siendo investigadas, dado que hay una presunción de intencionalidad, y mientras la ciudad estaba colmada de visitantes con motivo de un Conversatorio Nacional de Turismo, se produjo un incendio de alta peligrosidad en una zona con vegetación, a solo un par de kilómetros al sur de la ciudad de Constitución.

El incendio abarcó una superficie de 120 hectáreas, conteniéndose a solo unos 50 metros de las casas de la población Altos de Chacarillas y la nueva Villa Verde, siniestro que pudo haber generado una tragedia cuatro veces más grande que la de Santa Olga en 2017, pero que se evitó gracias a la nueva estrategia aplicada durante toda la madrugada del miércoles: una reacción rápida y contundente en las primeras horas en un trabajo solidario y coordinado de equipos de emergencia locales, brigadistas y maquinaria pesada de la empresa Arauco, camiones aljibe de Pymes madereras y del transporte, Conaf y Bomberos.  

La hora, las condiciones ambientales y geográficas en que se generó el siniestro pudieron haber afectado unas 2.000 casas. Sin embargo, hay consenso en la zona que la acción inmediata y coordinada de pequeñas y grandes empresas forestales, junto a los equipos de emergencia locales, Bomberos, Conaf, PDI y Carabineros, permitió contenerlo en las primeras 12 horas de trabajo continuo.

ORGANIZACIÓN

Olga Rojas, vecina de Altos de Chacarillas recuerda que aquella noche con su familia “pasamos mucho susto… Parecía que el fuego llegaba a la casa de nosotros. Mi hija salió y vio que venían tremendas llamas y me avisó y comenzamos a mojar las viviendas. Le avisé a mi vecina y trabajamos toda la noche y todo el día. El fuego comenzó frente a la playa del sector Potrerillo y subió por el cerro hasta cerca de las casas,  por eso llegaron hasta aquí todos los equipos de emergencia para evitar el avance de las llamas”.

 Las alarmas se dieron y los equipos de emergencia acudieron con celeridad. Las Pymes forestales de la zona como San Sebastián, Transportes Maguillines, El Pino, Fidel Carrasco, Santa Lucia, Hernán Valdés y otros cooperaban con camiones aljibes, mientras que la empresa Arauco dispuso brigadistas y maquinaria pesada para hacer líneas de cortafuego.

“Nosotros vivimos estar amenazados por el fuego en Empedrado y nos salvamos, Por eso, ahora si podemos colaborar, lo hacemos inmediatamente para ayudar a quienes están en riesgo”, explicó el dueño de la Pyme forestal EMP, Hernán Valdés, quien logró salvar su aserradero de las llamas en los mega incendios de 2017 y en esta oportunidad, desde la localidad de Empedrado envió sus aljibes a ayudar a Constitución.

COMPROMISO

Leonardo Vergara, gerente regional de Corma en el Maule, sostuvo que “las primeras horas fueron fundamentales para evitar la propagación de este siniestro donde hubo un compromiso y coordinación durante toda la noche con recursos de la empresa Arauco, pequeños y medianos empresarios forestales, los bomberos de Constitución y de las comunas vecinas”.

Gerardo Cáceres, subgerente de Patrimonio de Arauco, explicó que “llegamos con brigadistas, camiones aljibes y skidder para hacer cortafuegos y evitar que las llamas alcanzaran las casas. Por la mañana pudimos hacer un sobrevuelo y con ello coordinar el ataque aéreo con cinco aviones y seis helicópteros que permitieron mantener la frecuencia de los lanzamientos de agua. En total hubo cerca de 200 personas combatiendo. A las 12 del día logramos abarcar todo el perímetro con cortafuegos y a las 15 horas controlar el siniestro. Fue un trabajo bueno, bien evaluado y coordinado por los expertos, profesionales, brigadistas y cuadrillas silvícolas que fueron 90 personas que iban repasado los cortafuegos”, puntualizó el ejecutivo.