Al límite de lo absurdo

0
315

Parece que para algunas personas cuarentena significa: “quédate en casa… pero solo de lunes a viernes, el fin de semana puedes salir a pasear y hacer lo que quieras”.

Con esta frase, hacemos referencias a todas aquellas personas que durante este fin de semana dejaron de lado el encierro y el aislamiento social para salir a las calles a realizar sus trámites, sus compras e incluso a vitrinear.

Ante esto, la misma seremi de Salud tuvo que salir a realizar fiscalizaciones, cerrar locales comerciales o derechamente cursar sumarios sanitarios a quienes no acatan las medidas que rigen actualmente.

Por si no se han dado cuenta, el número de contagiados en la Región del Maule ya superó los 100 casos y seguirá subiendo… pues seríamos demasiado ingenuos en pensar que lo peor ha pasado, pensando que el peak de esta pandemia por lo menos en nuestro país será a fines de abril o principios de mayo.

En otras ciudades de Chile la cosa es aún peor, pues aunque se encuentran en cuarentena total, las personas han abusado de los permisos temporales que se pueden obtener en la Comisaría Virtual y salen a la calle, tal vez, para no sentirse tan encerrados.

Es lógico que las personas tienen que salir a realizar sus compras, obviamente tienen que comer y para quienes lo hacen responsablemente no es momento de criticar. 

Pero hemos visto en televisión filas interminables, sin siquiera mantener una distancia prudente con la persona que tienen al lado.

Lamentablemente, aún existe una gran cantidad de personas que piensan que el Coronavirus no les afectará, que el contagio le ocurrirá a otro, pero esto es lo más preocupante del Covid-19, porque no discrimina, no importa si es joven o adulto mayor, si es de una u otra tendencia política o religión, si tiene o no tiene recursos. 

El Coronavirus nos amenaza a todos por igual y es tiempo que de una vez por todas la ciudadanía entienda que esta vez el cuidado comienza en casa, en cada uno de nosotros.