Autoridades endurecen medidas contra quienes no respeten cuarentena y salgan de “vacaciones”

0
450
Milad advirtió la expulsión de la gente que ha llegado a “vacacionar” al Maule, en tiempos de cuarentena.

Intendente. Pablo Milad dio plazo hasta el miércoles a quienes viajaron a balnearios para que vuelvan a sus casas. Si no obedecen, serán expulsados y denunciados a la Justicia.

TALCA. A las autoridades se les acabó la paciencia con las personas irresponsables que no cumplen la cuarentena y para ellas les hicieron una severa advertencia.

El intendente Pablo Milad, al reiterar las medidas de autocuidado que cada persona debe adoptar, para poner a resguardo su propia vida y la de los demás, criticó a quienes han aprovechado estos días para salir de “vacaciones” e instalarse en sus casas de veraneo en balnearios de la zona.

Precisamente a esa gente, le dio plazo hasta el miércoles para que vuelvan a sus residencias de origen. “Los vamos a controlar a todos y estaremos trabajando en eso y serán expulsados de la región”.

NUEVOS CASOS

El intendente informó que los casos confirmados del Covid-19 aumentaron a 25 en la Región del Maule, con diez personas más que se contagiaron en las últimas 24 horas. De todas maneras, afirmó que se trata de quienes ya estaban en vigilancia, en cuarentena y que respecto de ellas existía trazabilidad.

Junto con estimar aún de positivo el control de los casos, dijo que esto va acompañado del autocuidado. “La cuarentena no son vacaciones y, por favor, que la gente no salga a la calle, no interactuar con otras personas, cuidar a los niños y adultos mayores. Esto también significa no hacer asados en la casa, ni fiestas, hay que estar solamente con la familia y nadie más”.

HOTELES

Por otra parte, anticipó que algunos hoteles de las ciudades serán habilitados para alojar personas que deban estar en cuarentena y que por razones de seguridad no puedan hacerlo en sus casas, por ejemplo, porque conviven con muchas personas o adultos mayores.

Así también, subrayó que a aquellas empresas que siguen funcionando, se le han instruido medidas de seguridad que son permanentemente fiscalizadas. “Lo otro es trabajar con sentido común, más ahora que tendremos toque de queda y donde las empresas se deben ajustar a esos horarios, (de 22:00 horas a 5:00 horas), por eso no se dará salvoconductos a todas las personas que argumenten razones de trabajo. Esto es una alerta sanitaria y la sanidad no discrimina”.

Luego refrendó. “No nos vamos a relajar, seguiremos con más fuerza y aplicando restricciones. Los restaurantes también tienen prohibición de funcionar y solo pueden usar los servicios de delivery, como alternativa para la alimentación de las personas”.