A río revuelto…

0
353

No parece demasiado aventurado aplicar la vieja frase popular “A río revuelto …ganancia de pescadores”, al actual y complicado escenario humano-social que se está viviendo en Chile, como en todo el mundo.

Sin duda, uno de los factores que puede ajustarse de manera bastante visible a este dicho popular es el indisimulado y reprochable afán especulativo no solo de ciertos comerciantes inescrupulosos, sino que también de muchas personas particulares que están vendiendo (y revendiendo) a precios sumamente exagerados, algunos artículos que supuestamente podrían estar asociados a la actual situación de emergencia, como pueden ser mascarillas, guantes, líquidos desinfectantes, etc.

Por otra parte, en un segmento de la población, se ha estado generando un ambiente poco razonable en orden a sobreaprovisionarse de alimentos no perecibles y de uso frecuente en el consumo cotidiano, pensando tal vez en un eventual desabastecimiento y ello también puede derivar en una inesperada alza de precios.

Sin embargo, las autoridades han asegurado que no habrá interrupción en las líneas de abastecimiento regular.

Ahora, en el plano de las comunicaciones, las aguas también siguen turbulentas y aún cuando las radioemisoras, la prensa escrita y los canales de televisión están entrevistando constantemente a profesionales y expertos serios que entregan datos bien fundamentados, las redes sociales  se han estado transformando en un pandemonium o majamama, en que cualquiera puede opinar sobre lo que se le ocurra y en términos absurdamente groseros.

En medio de este “desorden”, de repente suelen verse y oírse algunas sugerencias o “recetas” sorprendentes y hasta videos muy educativos sobre el ya tristemente popular Coronavirus.

Entre estos especialistas como epidemiólogos, infectólogos, investigadores de alto nivel en diversas áreas y de distintas nacionalidades, uno de los casos más recientes es el de un joven que defiende apasionadamente el uso del ozono como medida de combatir eficazmente la presencia del virus Covid-19.