¡Seriedad por favor!

0
560

El mundo simplemente no es el mismo que era hace una semana… menos lo que era hace un mes.

En un abrir y cerrar de ojos la realidad de toda la raza humana cambió y aún hay quienes no le toman el peso a lo que nos está pasando, no le toman el peso a lo que nos está matando.

De hecho, ninguna persona que está viva en este momento había sido testigo de una catástrofe mundial tan grande como la que estamos pasando ahora. El Coronavirus simplemente marca un antes y un después; y al parecer todavía no llega lo peor.

Lo que decimos es muy duro, pero parece que es la única forma de decirlo para que muchas personas lo entiendan de una vez por todas.

Es simple: Los que puedan aislarse -hasta que no se decrete una cuarentena total del país- ¡háganlo!, dejen de salir a pasear, no salgan de sus casas, pidan ayuda a sus familiares o amigos para que les lleven comida, remedios o lo que sea necesario.

Es simplemente impresentable que algunas personas sigan con su vida como si esto no fuera a afectarles. Ustedes no saben con quién ha estado la persona que está a su lado o si está o no contagiada.

Nuestros adultos mayores tienen que estar en sus casas y no pueden recibir a nadie, es así de simple. Ya lo han dicho en todos los tonos: estas no son vacaciones, no son días libres. O te encierras o corres el riesgo de contagiarte, y, tal vez, morir.

Y especialmente queremos hacer un llamado a las autoridades: más seriedad por favor. No puede ser que durante la mañana de este jueves hagan el anuncio del cierre del comercio y algunos establecimientos, con toda la prensa presente y luego en la tarde se envíe un comunicado corto y confuso informando que la medida queda sin efecto, sin responder preguntas, sin dar motivos y con una gran dificultad para los medios para confirmar si la información es real o no.

Un consejo: primero se reúnen, hablan bien las cosas, se ponen de acuerdo y luego entregan las medidas. Si los medios no recibimos información completa y veraz, difícilmente podremos informar bien a la ciudadanía.