“Cuarentena” no significa necesariamente 40

0
456

Con esto del Coronavirus y su temible aunque impredecible expansión, se ha estado haciendo un uso tremendamente frecuente de la palabra “cuarentena”, que (según explican los expertos en infectología y la medicina en general) no equivale obligadamente al número específico de cuarenta días de aislamiento.

Puede llegar a sorprender lo antiguo de este término y, por ejemplo, se la menciona en el Pentateuco (Biblia) hace más de 3400 años, asociada al caso de la lepra y mucho después retoma el auge a partir de los siglos XIII y XIV.

Dice la historia que en el año 1377, en Venecia, decretaron que los barcos que arribaban tenían que esperar treinta días antes de desembarcar pasajeros para no propagar cualquier virus que pudiera tener y luego lo extendieron a “quaranta giorni” (cuarenta días). 

Lo curioso es que la cita del dígito 40 no parece basarse estrictamente en una razón científica, sino en el número de días que, de acuerdo con la Biblia, Cristo pasó en el desierto y cabe recordar que la palabra “cuaresma” también esté vinculada al número 40.

Es oportuno señalar que, respecto a la actual situación, derivada de la pandemia del Covid-19, en la gran mayoría de los casos, la “cuarentena” se traduce realmente en 14 ó 15 días.

Otra cosa distinta es qué hacer durante el obligado aislamiento y es importante que los padres puedan explicarle a los niños, las razones por las que deben permanecer dentro de las casas.

La cuestión es no complicarse demasiado y, por ejemplo, decirles simplemente que para protegernos entre todos, se decidió que nos quedemos en casa y así este virus no sigue encontrando personas a las que pueda infectar.

Hay que decirles que este virus va como saltando de una persona a la otra y en muchos países están con muchas complicaciones para frenarlo, por eso los médicos pensaron que lo mejor es quedarse en casa.