Una palabra que debería existir

0
369

La brutal y criminal matanza de perros que sucedió esta semana en la ciudad de San Javier –una de las 30 comunas de nuestra Región del Maule– ha generado no solamente las acciones judiciales pertinentes, con miras a encontrar y formalizar al o los autores de este delito sino que también ha motivado el mayoritario repudio y rechazo de parte de los sanjavierinos en su conjunto.

¿Podría llamarse “canicidio” a esta acción tan cruel e irracional, cometida por seres humanos?

De hecho, el término no aparece registrado en la RAE pero al parecer existió una forma similar en el latín pues el Diccionario Panamericano de Dudas dice que: “Esta palabra etimológicamente procedía del latín “canis” = perro y el sufijo “cidio” del latín “cidium”, la raíz de “caedére” que significa “matar”.

Entonces, la voz canicidio debería existir porque tiene como referencia la acción y resultado de asesinar, exterminar o de matar a uno o varios perros y se explica que en la antigüedad se hacía esta práctica atroz hacia animales domésticos.

Hoy en día no está en las manos de las personas “naturales”, salir a las calles (generalmente de manera subrepticia y en horas de la noche) a envenenar perros, sean estos callejeros o con dueños.

Existen leyes y ordenanzas que no solo impiden llevar a cabo estas acciones delictuales sino que están categorizadas las penas y multas a las que se exponen los autores de tales delitos, que están previstas en la llamada Ley Cholito, recientemente promulgada.

Hay que reconocer, eso sí, que hechos como el registrado en San Javier, siendo muy grave, doloroso y conmovedor, no se habían registrado significativamente en el último tiempo e incluso la presencia de grupos de perros abandonados deambulando por las ciudades ha bajado ostensiblemente, lo que da entender que se ha estado tomando conciencia sobre el respeto y consideración que se debe mantener respecto de todas las mascotas.-