“Jamás he dicho que la mujer pueda tener responsabilidad”

0
500
Durante la jornada de este lunes, el Presidente Sebastián Piñera promulgó la “Ley Gabriela”.

Tras diversos cuestionamientos. El Mandatario sostuvo que “lo que dije es que muchas mujeres abusadas no pueden denunciar y no reciben protección eficaz y a tiempo”.

SANTIAGO.  Durante la tarde de este lunes, el Presidente Sebastián Piñera salió a explicar las declaraciones que emitió durante la promulgación de la Ley Gabriela en el Palacio de La Moneda, y que recibieron diversos cuestionamientos. 

En su intervención, el Mandatario aseguró que “a veces no es solamente la voluntad de los hombres de abusar, sino también la posición de las mujeres de ser abusadas. Tenemos que corregir al que abusa y también tenemos que decirle a la persona abusada que no puede permitir que eso ocurra y que la sociedad entera la va a ayudar en respaldar y evitar que esos hechos sigan ocurriendo”.

MINISTRA

Tras ello, recibió una serie de críticas e incluso la ministra de la Mujer, Isabel Plá, debió referirse al tema, señalando que “el Presidente lo que ha querido decir no tiene que ver nunca con responsabilizar a la mujer, el Presidente lo que ha dicho, ‘sepan las mujeres, sepan las mujeres de nuestro país que cuando ustedes denuncian van a contar con el apoyo de la sociedad, con el apoyo de las instituciones y con el apoyo de todos los poderes de Estado’, eso es lo que ha querido decir”.

En esa misma línea, el Mandatario sostuvo en su cuenta oficial de Twitter que “jamás he dicho que la mujer pueda tener responsabilidad. Lo que dije es que muchas mujeres abusadas no pueden denunciar y no reciben protección eficaz y a tiempo”. 

“Por eso la Ley Gabriela y nuestra política de Tolerancia 0 con todo abuso o violencia contra mujeres”, agregó.

Cabe recordar que la frase del Presidente fue cuestionada por Fabián Alcaíno, padre de la joven asesinada y que dio origen a esta ley. En entrevista con Radio Cooperativa, Alcaíno lamentó la declaración del Mandantario, señalando que “son palabras bastante desafortunadas, porque es no escuchar, es no entender que acá la culpa no es de la mujer”. 

(Fuente Emol)