Incendios forestales provocan grave daño social y ambiental en comunas del Maule

0
496
Corma destacó el trabajo en conjunto con el sector público, para enfrentar la actual temporada de incendios forestales.

Gremio. Destacó el trabajo público y privado para enfrentar actual temporada de siniestros.

CONSTITUCIÓN. El presidente de la Corporación Chilena de la Madera en la Región del Maule, Lautaro Opazo, afirmó que el sector público y privado están trabajando coordinadamente y maximizando el uso de los recursos aéreos y terrestres para enfrentar los incendios forestales de esta temporada.

El dirigente gremial, precisó que en el caso del incendio forestal de Molina, las empresas forestales socias de Corma han aportado cuatro aviones y dos helicópteros, más un centenar de brigadistas, a quienes se sumaron dos helicópteros pesados, “apoyando el trabajo de Conaf y Bomberos para controlar este siniestro, enfocados en proteger las comunidades y el Parque Nacional Radal Siete Tazas”, dijo el dirigente gremial.

Lautaro Opazo hizo ver que el incendio de Molina, ha presentado una gran complejidad, porque ha surgido más de un foco y se ha generado en una temporada donde Maule enfrenta un período estival, con un “preocupante aumento en la ocurrencia que no habíamos visto otros años. Hoy registramos un 237% más de superficie afectada en la región, lo que nos ha obligado a redoblar nuestros esfuerzos de combate”.

Al respecto, alertó que las empresas forestales socias de Corma, en conjunto con Conaf, esta temporada están combatiendo un promedio de 40 incendios diarios entre O’Higgins y Los Lagos, para lo que entre ambas instituciones se dispone de más de un centenar de aeronaves y 6.500 brigadistas forestales en todo el país.

“En el caso de las grandes empresas forestales, deben distribuir sus recursos en toda la macrozona forestal, ya que no puede quedar desprotegida ninguna zona, por ejemplo, en nuestro secano costero, el accionar de Corma es clave, teniendo como prioridad proteger vidas, viviendas y bosques, en ese orden”.

DAÑO SOCIAL

Indicó que los incendios causan un grave daño social y ambiental al Maule, porque destruyen bosque nativo y plantaciones, las cuales en un 60% pertenecen a pequeños y medianos propietarios y son su principal medio de subsistencia.

El presidente regional del gremio forestal, sostuvo que el fuego no discrimina especies y los incendios afectan a plantaciones forestales y bosque nativo por igual. “Los árboles no se prenden solos y, desgraciadamente, en nuestro país más del 99% de los incendios los causa el ser humano, ya sea por negligencia o intencionalidad”, subrayó Lautaro Opazo.

Aún más, precisó que, de acuerdo a cifras oficiales, el 65% de la superficie quemada en el país en promedio es bosques y vegetación nativa y un 35% plantaciones.