Corte de Talca rechazó recurso de protección del INDH en contra de Agrícola Coexca S.A.

0
284
El plantel porcino “San Agustín del Arbolillo”, está ubicado en un sector rural de la comuna de San Javier.

Fallo. Primera Sala del tribunal de alzada, estimó que no han sido afectados los derechos a la salud de las personas.

TALCA. La Corte de Apelaciones de Talca, rechazó el recurso de protección interpuesto por el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) en contra de la empresa Agrícola Coexca S.A., por la operación de su plantel porcino “San Agustín del Arbolillo”, ubicado en un sector rural de la comuna de San Javier.

El fallo del tribunal de alzada sostiene que los derechos reclamados en el recurso de protección, tales como el derecho a la vida e integridad física y psíquica, así como el derecho a la salud no se ven afectados. “Sobre los otros derechos reclamados por el presente recurso, debe consignarse que la vida e integridad física, como el derecho a la salud, no aparece que la situación actual del sector pueda afectarlos inminentemente en ambas garantías”, consigna el documento. 

En cuanto a que la operación del plantel no afecta el derecho a la vida, la salud y la integridad física, la Corte de Talca, validó la legalidad de las operaciones del plantel, al reconocer la plena vigencia de sus permisos ambientales, así como también respaldó en su sentencia el actuar de los órganos fiscalizadores en materia ambiental, esto es el Ministerio de Salud y la Superintendencia del Medio Ambiente. 

“La presente acción será rechazada respecto del Ministerio de Salud y de la Superintendencia del Medio Ambiente, en contra de quienes fue igualmente presentado el Recurso de Protección (…) en atención a que han actuado conforme con sus atribuciones legales, adoptando las medidas administrativas que le son propias para el cumplimiento de sus funciones estatales, sin que le sea atribuible actuaciones arbitrarias o ilegales a su respecto”, señala el fallo.

SALUD

El gerente de Asuntos Corporativos de la empresa, Carlos Montoya, destacó que el fallo da cuenta de varios elementos importantes. Indicó que el primero, dice relación con que las personas cercanas al plantel no presentan afectación a su salud, integridad física como consecuencia de la operación del centro porcino. Agregó que la Corte ratifica que la granja opera con todos sus permisos ambientales y legales.

“Nuestro plantel cumple con todas las normas legales y medio ambientales desde siempre. Solo respecto de hechos puntuales, y ocurridos meses atrás, la Corte de Apelaciones ha reconocido una posible afectación por olores leves y de intensidad media, en el sector del plantel de Coexca. Sin embargo, atendido a que dichos hechos no tendrían la intensidad alegada por los recurrentes, la Corte de Apelaciones solo ha propuesto a la empresa el cumplimiento de su permiso ambiental, que es algo que la empresa ya está haciendo y continuará realizando con el mismo énfasis y dedicación con que lo ha hecho hasta ahora”, señaló.