“Instauración de voto voluntario ha sido la peor decisión tomada por clase política respecto al régimen electoral”

0
413

Analista. Experto de la UTalca, realizó estudio donde identificó cuatro crisis que anticiparon el estallido social en Chile.

TALCA. El académico de la Universidad de Talca Mauricio Morales, sostuvo que el estallido social que se inició en octubre pasado fue causado por una combinación entre una crisis de participación, representación, confianza y de probidad. 

Las crisis de participación ciudadana, de representación, de confianza en las instituciones y de probidad, son claves para entender la actual coyuntura nacional de acuerdo a un documento elaborado por el también director del Centro de Análisis Político del plantel universitario.

A juicio del docente, la crisis de participación se evidenció desde la década del 90’ viéndose agudizada tras la instauración del voto voluntario en 2012. “Fue la peor decisión que pudo tomar la clase política respecto al régimen electoral en Chile. La participación retrocedió cerca de 15 puntos porcentuales en promedio, lo que implicó una mayor lejanía entre los votantes y los partidos políticos”, sostuvo Morales. 

En ese sentido, el estudio asegura que bajo un régimen de voto obligatorio son los votantes quienes eligen a sus partidos, sin embargo bajo un régimen de voto voluntario son los partidos quienes eligen a sus votantes. 

“Implica no solo una distancia entre los votantes y las tiendas políticas, sino también la percepción de que es poco relevante aquello que se decide en las elecciones. Significó un retroceso significativo de la identificación con los partidos políticos, pasando de cerca de un 80% a inicio de los 90’, a menos de un 20% en las mediciones más actuales, a lo que se añade una evidente pérdida de confianza en instituciones claves de la democracia, como el Gobierno, Congreso y Tribunales de Justicia”, acotó. 

DESCONFIANZA

Respecto a las crisis de confianza en instituciones, el experto indicó que “se puede rastrear desde la década del 2000 en adelante. Afecta fundamentalmente a Carabineros de Chile y las iglesias Católica y evangélicas. La primera dañada por los casos de abusos sexuales, la segunda por los casos de corrupción. Y como guinda para la torta, se gatilla en el país una crisis de probidad, que se ve reflejada en los sucesivos escándalos de corrupción que vincularon a políticos con empresarios en el marco del financiamiento irregular de campañas, sumándose casos de corrupción en Carabineros, Fuerzas Armadas, Gobierno, y de colusión empresarial en áreas sensibles, como la alimentación y los medicamentos”, recalcó el director del Centro de Análisis Político de la UTalca.