Que los niños sean niños

0
502

Gran preocupación, revuelo e indignación ha provocado esta semana una publicidad escolar, de una conocida marca por la que fueron acusados de estar sexualizando a una menor.

Luego otro caso salió a la luz, sumándose a la polémica la campaña de una marca de zapatos, donde un grupo de modelos (algunas mayores de edad) estaban vestidas de escolares en sugerentes poses para mostrar los productos.

Pero eso no es todo, porque a estas dos se sumaron críticas hacia otra marca, que utilizó a niños para modelar ropa interior, camisetas y pijamas, siendo algunas de ellas exhibidas por Internet a través de algunas grandes tiendas. 

Toda esta polémica desató críticas no solo para las empresas involucradas y las compañía de publicidad que generaron las campañas, sino que también a los padres de los menores. 

Incluso la Defensoría de la Niñez presentó una denuncia por estos casos.

Al ver las imágines, inmediatamente causa alguna reacción, pues son niños de unos 6 a 8 años, modelando ropa interior como si fueran adultos, mostrándose, exponiéndose, pues nadie puede calcular el alcance que puedan tener estas fotografías, ni de qué manera pueden usarlas algunas personas.

Incluso la defensora de la Niñez, Patricia Muñoz, dijo que le pidieron al Consejo de Autorregulación y Ética Publicitaria una intervención para que “esa publicidad se elimine y que por cierto ninguna empresa vuelva a utilizar, en la línea de la hipersexualización, imágenes de niñas, niños y adolescentes”.

“Entiendan que no pueden usar la imagen de menores en contexto de sexualización, porque aquello tiene impacto negativo en su desarrollo integral, armonioso y entorpece lo que nosotros hemos prometido como Estado y como sociedad en orden a resguardar sus derechos”, agregó. 

Sin duda una situación grave y delicada, en la que también los padres tienen que estar más atentos antes de exponer a sus hijos a este tipo de situaciones.