Alcalde de Talca asegura que locatarios del Río Claro seguirán en sus puestos en futuro parque

0
266

TALCA. A través de una actividad de participación ciudadana realizada en la Biblioteca Municipal de la comuna de Talca, fueron mostrados los últimos detalles de lo que será la segunda etapa del Parque Río Claro, un proyecto que cuenta con prioridad presidencial y que actualmente, está desarrollando el Ministerio de Vivienda y Urbanismo y la Municipalidad de Talca. 

El proyecto, en ambas etapas, consideró participación ciudadana en su diseño, tanto de público en general (ciudadanos de la comuna) como con públicos específicos relacionados con el borde río como boteros, clubes de canotaje y locatarios del lugar. 

Dentro de ese contexto, se explicó a los locatarios del lugar que el diseño no podrá considerar locales comerciales construidos, debido a la condición de riesgo de inundación que posee el parque pero que, sin prejuicio de lo anterior, el proyecto considerará plataformas para la instalación de locales comerciales tipo “food truck”, para lo que el diseño considerará conexiones disponibles para ellos de electricidad y agua potable. 

ENCUENTRO CON 

LOCATARIOS

Esta situación, fue planteada por primera vez en la reunión de julio de 2019 y se consolidó mediante una carta compromiso del alcalde, Juan Carlos Díaz, de otorgar a esos locatarios permanentes del río Claro un lugar donde desarrollar sus actividades comerciales. 

El jefe comunal dijo que, “concurrí al Parque Río Claro, instancia en la que me reuní con los locatarios del sector, quienes estaban preocupados por sus fuentes laborales en relación a las obras de este parque. Si bien los locatarios están muy satisfechos de las obras que aquí se realizarán y la forma en la que en que se ha consolidado el diseño de este proyecto, donde se ha ido trabajando etapa por etapa con ellos, evidentemente su preocupación de ser incluidos al cierre del proyecto era comprensible. Ante ello, suscribí una carta, que es el compromiso de la ciudad por estos locatarios emblemáticos del sector, quienes durante todo el año trabajan allí y que son parte del paseo típico por el sector del río y por ende, deben permanecer allí, por ser parte de nuestra cultura e idiosincrasia local”. 

OBRAS

La segunda etapa del proyecto considerará dos juegos infantiles y una plaza deportiva, además de seis muelles flotantes de los cuales dos serán peatonales, dos deportivos para la práctica de canotaje que se realiza en el sector y dos para actividades turísticas, que dice relación con la actividad económica de los boteros que se desempeñan en el lugar. El proyecto también considerará 2 miradores, 2 accesos o bajadas al río, 1 zona de juegos espaciada en el sector sur del bosque de eucaliptus, 9.100 metros cuadrados de explanada de área verde, como consolidación de un sector para eventos masivos o de alta afluencia de público, 270 especies arbóreas nuevas, 2 módulos de baños, camarines, seguridad y administración; una calle para el flujo vehicular consolidada con una calle interior y la inclusión de 130 estacionamientos, con la incorporación en ellos de espacios reservados para movilidad reducida y la pavimentación de los 320 metros faltantes del ingreso por calle 5 Norte con su respectiva ciclovía y cordón verde arbolado, entre otras obras. 

COMERCIANTES

Al respecto, Nicolás González, encargado de proyectos emblemáticos del Ministerio de Vivienda y Urbanismo, dijo que la primera etapa del parque tiene un avance de 30%.

“Estamos mostrando el avance del diseño de la segunda etapa, que son 6,5 hectáreas de parque y que corresponde al área central y el borde río”.

En relación al proyecto, Ilson Pedreros, comerciante de mote con huesillos, destacó que el proyecto “es bonito y va a dar mucha más comodidad a la gente que va a asistir al río. Para los botes y para la atención de público, va a ser mucho mejor”. 

Por su parte, Raúl Adasme, quien tiene un carro de churros en el lugar, declaró que “ha sido un sueño, se cumplió, ahora sobre todo con la carta compromiso que nos deja más tranquilos, para seguir trabajando después que se termine la segunda etapa”. 

Una vez finalizado, el Parque Río Claro dará una nueva cara al sector con 11 hectáreas, convirtiéndose así en un gran espacio de encuentro y esparcimiento, tanto de talquinos como de turistas.