Mayores oportunidades laborales marcó opinión de privados de libertad en Diálogos Ciudadanos

0
449

Iniciativa. Se desarrolló en diferentes recintos penales de la región, con participación voluntaria de internos.

TALCA. Personas que se encuentran privadas de libertad en diferentes centros penitenciarios de la región, participaron en jornadas de diálogos ciudadanos en el marco de “el Chile que queremos”, iniciativa del Gobierno que tiene por objetivo promover espacios para que los chilenos tengan la oportunidad de ser escuchados y considerados en la construcción del país.

El seremi de Justicia y Derechos Humanos, Germán Verdugo, explicó que en estos diálogos todos deben ser incluidos. “El resultado ha sido extraordinariamente positivo, por cuanto hay una cantidad importante de privados de libertad, que ha participado de forma voluntaria y que se sienten parte de este país”.

En tanto, el seremi de Desarrollo Social y Familia, Juan Eduardo Prieto, indicó “como Gobierno estamos escuchando la opinión de todos los chilenos y las personas privadas de libertad,  no son la excepción. Ellos también tienen mucho que aportar, desde la situación que están viviendo y en dar ideas de cómo mejoramos en materia de reinserción social  y cómo evitar la reincidencia”.

Por su parte la encargada regional de Derechos Humanos de Gendarmería, Valesca Yáñez, puntualizó que esta actividad se desarrolló partiendo de la base que Gendarmería considera que las personas privadas de libertad, también tienen opinión sobre lo que ocurre en el país. “Se seleccionaron seis penales, con muestras representativas que incluyeran diferentes grupos etarios y de género, se organizaron focus group  de 8 a 10 personas y todos participaron de forma voluntaria”. Los recintos que participaron en los diálogos fueron Los Centros de Cumplimiento Penitenciario de Curicó, Molina, Linares y Parral, así como el Centro Penitenciario Femenino de Talca y el Centro de Educación y Trabajo semi abierto de Talca.

NECESIDADES

En relación a los temas más propios de la vida en reclusión, la mayoría opinó en que se requiere urgentemente  más y mejores programas de reinserción social, así como más oportunidades laborales remuneradas, tanto mientras cumplen su condena como al salir en libertad, en donde sus antecedentes penales siguen siendo un obstáculo a la hora de volver a empezar.

Finalmente, cabe destacar que en la instancia también se le dio la posibilidad de participar de estos diálogos a los funcionarios de Gendarmería en su calidad de ciudadanos, esto de forma separada de los grupos de personas que cumplen condena.