Agua y calidad de vida

0
525

Para nadie es un misterio, que nuestro país está pasando por una crisis sin precedentes, con una sequía y falta de precipitaciones, que se arrastra durante los últimos 13 años. 

De hecho, actualmente 136 comunas de cinco regiones se encuentran con decretos de escasez vigentes, que permiten ejecutar acciones extraordinarias para abastecer de agua a los agricultores. Además, se están invirtiendo más de $135 mil millones en 169 sistemas de Agua Potable Rural, lo que permitirá un aumento de cobertura desde 53% a 100% al 2024.

Entre los más afectados por esta sequía extrema, además de los actores del sector agrícola, son las personas que viven en sectores rurales, apartados de los centros urbanos, donde no existen redes de agua potable.

De ahí la vital importancias de los sistemas de agua potable rural (APR) que tanto benefician a las personas que se encuentran en esta situación.

Un ejemplo de trabajo cooperativo para conseguir dotar de agua potable a 33 familias, fue lo que se realizó en el sector de El Parrón, comuna de Rauco, donde gracias a la Municipalidad de Rauco, la Fundación para la Superación de la Pobreza, Fundación Selavip, ahora estos vecinos tiene, efectivamente, una mejor calidad de vida.

Cada una de estas instancias hizo su parte: Fundación Selavip entregó los recursos que se usaron para la compra de todos los materiales, la Municipalidad de Rauco compró un estanque para 10 mil litros y facilitó la retroexcavadora con operario durante cuatro meses; la comunidad, por su parte, puso la mano de obra para extender la red de agua potable.

Sin duda este es un gran ejemplo que deja en evidencia que cuando diversas instancias se unen, los resultados pueden ser más que exitosos. De hecho ya se sugiere que este proyecto para dotar de agua potable se puede tomar como un ejemplo para que pueda ser materializado en otros sectores con la misma necesidad.